sábado, 5 de abril de 2014

METROLOGÍA Y PONDERALES EN EL MUNDO PRE-TARTESSIO: Siguiendo a Ruiz-Gálvez (Parte tercera: Acerca de los patrones; su corrección y mayor exactitud)

ÍNDICE GENERAL: Pulsando la siguiente linea azul se llega a un índice general del blog. En el que se contiene las más de cien entradas que hasta ahora hemos subido. VER: http://loinvisibleenelarte.blogspot.com.es/2013/03/indice-de-entradas-con-algunas.html
.
(Parte VIC de: "Los bueyes de Gerión en el tesoro de El Carambolo")-.CAPÍTULO VII DE: "MUNDO NEOHITITA, CANAANEO Y EGEO EN EL CARAMBOLO"
Este estudio es continuación de los que le preceden, donde se analizaron los pesos y medidas del Tesoro de El Carambolo y de Villena.
POR LA EXTENSIÓN DEL PRESENTE ARTÍCULO, SE HA DIVIDIDO EN CUATRO PARTES (INCLUYENDO A SU FIN UNAS LISTAS DE TABLAS NUMÉRICAS NECESARIAS PARA SU EXPLICACIÓN).
LOS DOS QUE ANTECEDEN A SE HALLARÁN PULSANDO:
1 http://loinvisibleenelarte.blogspot.com.es/2014/03/metrologia-y-ponderales-en-el-mundo-pre_3546.html
2 http://loinvisibleenelarte.blogspot.com.es/2014/03/metrologia-y-ponderales-en-el-mundo-pre_1256.html
LA QUE LE SIGUE, PULSANDO http://loinvisibleenelarte.blogspot.com.es/2014/04/metrologia-y-ponderales-en-el-mundo-pre.html
LAS TABLAS NUMÉRICAS- RECOGERÁN ESAS RELACIONES DE DATOS EN UNA ÚLTIMA ENTRADA (a la que se remitirá cada vez que se hable de las correspondecias) SE HALLARÁN PULSANDO:
http://loinvisibleenelarte.blogspot.com.es/2014/03/metrologia-y-ponderales-en-el-mundo-pre.html
o bien: http://loinvisibleenelarte.blogspot.com.es/2014/03/metrologia-y-ponderales-en-el-mundo-pre_16.html
.
.
1) INTRODUCCIÓN (los trabajos de Ruiz-Gálvez sobre pesos en orfebrería y la investigación arqueometalúrgica):

.
ARRIBA: Portada de uno de los libros de la profesora Marisa Ruiz-Gálvez Priego; a la que hemos querido dedicar estos artículos en virtud de su gran labor como estudiosa de los ponderales en la orfebrería peninsular del Bajo Bronce y comienzos del Hierro. Quien, junto a otros destacados investigadores -como los profesores Pérez Outeiriño, Rovira, Comendador, Delibes y principamente las especalistas en joyería antigua, Perea y Ambruster- a mediados de los años noventa comenzaron el análisis de las posibles ponderaciones en las joyas de la Península. Llegando Ruiz-Gálvez -junto con algunos de los antes mencionados-, a la importantísima conclusión de que varios tesoros y piezas se habían fabricado bajo un ponderal común. Peso que según Pérez Outeriño correspondía a un siklo cercano a los 7,5 gramos y que llegaba a marcar hasta el ajuar de Caldas de Reis -ver cita primera numerada como (0) -.
.
De igual modo, los posteriores estudios de Ruiz-Gálvez (iniciados en la misma época) fueron mostrando y demostrando una unión en las ponderaciones de la orfebrería peninsular, que incluso podría llegar a observarse en las de tiempos celtibéricos -hasta la entrada de los valores puramente romanos-. Unas joyas que en el caso de la celtíberas también mostraban paralelos en sus medidas; todo lo cual -personalmente- nos parece totalmente admisible, habida cuenta que la plata y el oro hubo de ser moneda de cambio desde la más remota antigüedad y para siempre. Por lo que sin unos patrones comunes -o convertibles-, no se podrían fabricar, vender o comerciar, estas obras de orfebre; haciéndo llegar el oro y la plata regularmente a las distintas tribus y zonas ibéricas. Siendo así y aún suponiendo que pudo haber un taller de joyero en cada ciudad o demarcación prerromana en nuestras tierras, es obvio que las minas de metales preciosos se circunscriben a ciertas zonas de la geografía peninsular. Lo que obliga a pensar que desde los tiempos más antiguos (al menos desde la Edad del Bronce) hubieron de manejar todos ellos unos pesos comunes para poder intercambiar y valorar su materia prima, tanto como posteriormente las joyas.
.
Basaremos nuestro artículo de hoy, en el análisis de una obra de Eduardo Galán y Marisa Ruiz-Gálvez Priego titulada -DIVISA, DINERO Y MONEDA APROXIMACIÓN AL ESTUDIO DE LOS PATRONES METROLÓGICOS PREHISTÓRICOS PENINSULARES- (1) . En el que ambos autores recogen los pesos de una innumerable cantidad de joyas peninsulares. Primeramente, de piezas pertenecientes a la etapa de fines del Bronce, para más tarde incluir una relación de las que corresponden a la Edad del Hierro (muchas de ellas celtibéricas). De tal manera y agradeciendo a la profesora Ruiz-Gálvez sus numerosísimas aportaciones al mundo de la arqueología (en especial la que se refiere a la recopilación y comparación de datos ponderales en la orfebrería ibérica). Comenzamos este trabajo, en un intento de aportar nuevos conocimientos y ampliar la orientación en esta investigación. Para lo que hemos seguido "la senda" que Marisa Ruiz-Gálvez marcó hace ya veinticinco años -junto a otros muchos investigadores, entre los que destacan el referido Pérez Outeiriño, Alicia Perea y su inestimable colaboradora, la prof. Armbruster-. Enfocando nuestro estudio hacia la posibilidad ya comprobada por mí; de que los ponderales utilizados en la Península Ibérica durante el Bajo Bronce fueran de origen oriental. Más concretamente derivados directamente los siguientes pesos oro existentes desde tiempos inmemoriales en Egipto, Mesopotamia, Asia Menor o Canaan (2) :
.
-Shaty egipcio -también llamado posteriormente "siklo fenicio-oro"- ; de unos 7,5 gramos de peso, conforme épocas. Se supone su uso desde tiempos de Imnhotep (hacia el siglo XXVIII a.C.) y su derogación con la entrada del Dracma en etapa Ptoloméica. Al principio debio valer unos 7,45 gramos y en épocas finales unos 7,58 g.; lo que a mi juicio es el mismo peso que el Siklo Pym -moneda filistea que considero personalente de origen micenio-.
.
-Siklos mesopotámicos: Gin de Gudea de unos 8,333... gr. impuesto en el siglo XXII a.C.; que permenece igual hasta época Aqueménide, en que Darío I (hacia el 521 a.C.) lo modifica en el "Kârsa" persa que equivalía dos Gin (es decir, pasa de pesar 8,333... g. a 16,666.. gramos).
.
-Siklos Babilonios: derivados del Gin de Gudea y del Kârsa de Darío I, nacen otras medidas persas que se basan en tener 1/3 menos de peso. La más importante de unos 6,737 g. es el llamado Siklo Babilonio y que a mi juicio se crea para ajustar el sistema de pesos de Mesopotamia al nuevo Shaty y a los de Oriente Medio y Anatolia. En origen este Siklo Babilonio fue probablemente 4/5 de Kârsa, es decir: 16,666/5 · 4 = 6,666... gramos. Desde él nace el siklo numismático babilonio de unos 11,25 gramos que da orientación al Shekel judío en su peso (siendo bastante cercano); por su parte este siklo numismático de babilonia encaja con el Shaty egipcio antiguo en razón de 3/2 (11,25 · 2 = 7,5 · 3).
.
- Medidas de Oriente Medio y Canaán:
Siklo hebreo (shekel de unos 11,37 g.) Usado en Israel desde tiempos inmemoriales tuvo correspondencias con los pesos de todos sus "vecinos".
Siklo Pym (filisteo de unos 7,58 g.) A mi juicio de origen micenio (tal como eran los filisteos) nacería del comercio cretochipriota con Egipto. Su valor equivaldría a un Shaty nuevo que desde fines del segundo milenio a.C. venía a ser 7,58 gramos (aprox) -un doceavo del Deben oro = 91 gramos-.
Siklo púnico (de unos 7,2772 gr.) El "menor de los hermanos" nacidos del Shaty -a mi entender-; fue usado entre los fenicios e incluso entre los cartagineses, y su valor era algo menor al de el Pym y el Shaty. Habiéndose de fijar su peso en 7,2772 al saber que 50 componían la Mina, que se correspondía con 80 Dracmas. Es decir 5 Shekel púnicos igual a 8 Dracmas.
- Medidas grecorromanas: El Dracma era primeramente una 5760 parte del Talento, aunque más tarde a pasó a ser 1/6000 de ese gran lingote. El Talento a su vez era el valor del Pie griego (nacido del Codo babilonio) al cubo; lo que resultaba 29,7 ctms.3 , y que correspondían a 26198,073 gramos. De lo que el Dracma más antiguo fue 4,5482... g. (igual al Denario primero) aunque luego pasó a ser 4,366 g. (en tiempos helenísticos).
.
Más tarde veremos cómo continuando la investigación, finalmente hemos logrado dar con las medidas y pesos exactos (que ya hemos recogido rectificadas). Desde las más antiguas, pertenecientes al tercer milenio a.C. -que ya teníamos establecidas con bastante aproximación- : El Shaty de 7,5 gramos y el Gin de 8,333... g.. Hasta los valores reformados a fines del segundo milenio; desde los que surgirán los ponderales y la metrología de la Edad del Hierro (Siklos asirios y babilonios; israelita y flisteo; tanto como el siklo púnico monetal o el Dracma y el Denario). Todos los que a mi juicio y como veremos, tienen unas correspondencias y una base común metrológica.
.


,
SOBRE Y BAJO ESTAS LÍNEAS. Arriba, imagen de los preciosos montes de Berzocana, en las estribaciones de la Sierra de Guadalupe; lugar llamado Mazizo de las Villuercas, de una enorme importancia arqueológica. Precisamente en estos campos que vemos en foto, un pastor llamado Domingo Sánchez Pulido, junto a al dueño de la finca "Los Machos" (Urbano Montes Sánchez), hace aproximadamente medio siglo, hallaron uno de los más bellos tesoros encontrados en nuestra Península. Los torques de Berzocana, que podemos en la siguiente fotografía (unos párrafos más abajo), en su reproducción casi exacta y tal como los expone el centro de interpretación arqueológico de esta localidad cacereña -agradecemos de nuevo al personal del Ayuntamiento de esta Villa y en especial a Da. Ana Tejero, todas las facilidades que nos dieron para poder estudiarlo y fotografiar el centro de interpretación, tanto como los bellísimos rincones de este lugar, sito a muy pocos kilómetros de Guadalupe- (2-b).
.
El peso de estos dos "collares" rígidos de oro, es de 750 y 950 gramos respectivamente. Lo que marca en primer lugar un ponderal exacto al Shaty egipcio, que vimos es de 7,5 g.; siendo el torques menor equivalente a 100 Shaty. Su metrología también podemos considerarla egipcia, dado que esta civilización tenía sistema decimal; pese a que en sus medidas de volumen y cubicación el Shaty-Oro se multiplicaba por 12 (dando el Deben-Oro de 90 gramos de peso durante el Reino Nuevo).
A su vez las dos piezas de Berzocana están proporcionadas con El Carambolo (y con otras muchas, tal como veremos en el presente estudio). Tanto que la diferencia entre estos dos torques es la misma que el peso del pectoral menor de EL CARAMBOLO (200 gramos).
.
Además, el pectoral menor de Carambolo (de 200 gramos) unido al valor del Brazalete mayor del tesoro sevillano (550 gramos), pesa lo mismo que el TORQUES MENOR DE BERZOCANA = 750 gramos.
Tanto como dos veces el peso del Pectoral menor de El Carambolo (200 + 200 gramos) unido al del Brazalete mayor (550 gramos) es igual en gramos al TORQUES MAYOR DE BERZOCANA = 950 g.
.
Estos valores que damos, son exactos y tomados desde balanzas modernas, sin poder considerarse aproximativos (ver para su comprobación los sucesivos estudios que hemos ido mencionando, las fichas respectivas del MAN, el estudio de Almagro Basch de cita (2-b), o el trabajo de Ruiz-Gálvez en el que basamos el presenta artículo).
Por su parte, los doscientos gramos de diferencia entre los dos torques de o Berzocana (igual al peso del pectoral menor del El Carambolo); son a su vez 26+2/3 de Shaty egipcio (26,666... x 7,5 g.) -sabiendo que 1/3 de Shaty valía 2,5 gramos, el torques de 950 tendría 380 tercios de Shaty-. Por todo ello, ese segundo torques y mayor es de 126,666... de Shatys egipcios (o bien, de 126 + 2/3 Shaty). Aunque la importancia y curiosidad de Berzocana reside en que también se puede medir en Gin de Gudea con absoluta exactitud; correspondiendo a 90 Gin el collar menor y 114 Gin el mayor. Ya que sabemos que el GIN era 8,3333... gramos; de lo que 90 GIN = 750 gramos y 114 GIN = 950 gr.
.

.
Hace no mucho, cuando iniciábamos nuestros estudios dobre ponderales (en El Carambolo) comenzábamos un primer artículo con las siguientes parabras -que hoy consideramos útil, volver a reproducir- (3) : "Xosé Lois Ladra Fernandes en su trabajo acerca de los pesos en las joyas castreñas (4) (...) explica en sus primeras páginas que ya a comienzos del siglo XX (...) el investigador Villaamil (5) comentaba que "probablemente los artesanos orfebres de aquella época habrían implementado cualquier medida ponderal con el fin de controlar racionalmente la cantidad de materia prima invertida". Acerca de ello escribe también Ladra Fernandes (...) recoge las siguientes palabras de "Ricardo Severo (1908); quien al dar a conocer los brazaletes de Arnozela (...) realizará una serie de cálculos aritméticos cuyos resultados le llevarán a defénder la existencia de una unidad ponderal, bautizada por él mismo como siclo ibérico" (6) .
.
Aunque no será hasta 1992 cuando este tipo de estudios culminen con una obra en la que realmente se llegue a conclusiones científicas, redactada por Pérez Outeiriño. (...) Siendo el mencionado investigador quien confirma la "presencia de una concentración de valores ponderales sospechosamente reiterativos para las tortas de plata encontradas en Calvos de Randín y en el Castro de Alvarelbos (...) que apenas oscilaban entre los 363 y los 365 gramos" (7) . Tras (...) Pérez Outeiriño, aparece un nuevo estudio de Prieto ("La orfebrería céltica del Noroeste de la Península Ibérica"), "cuya síntesis saldría publicada en 1996, y donde la autora muestra la presencia de tres concentraciones de valores ponderales que ella misma vincula hipotéticamentea dos unidades de peso conocidas: La litra y la que rige ciertas acuñaciones galas de 7,75 gramos" (8) .
.
Finalmente será "Ruíz-Gálvez (en 1995 y 1996) quien, en sendos trabajos y a partir de los resultados del citado estudio de Pérez Outeiriño, analizará dos conjuntos de piezas correspondientes al Depósitodas Silgadas (Caldas de Reis, Pontevedra) y una muestra que supera la treintena de torques castreños. Las conclusiones más destacables de sus investigaciones se centran en la constatación de la presencia y vigencia de un sistema de peso fenopúnico que, a través del siklo en sus variantes estándar y ligera, regida los pesos de los diferentes ejemplares sometidos a análisis" (9) . Todo lo que dicho de otro modo, vendría a exponer claramente que los tesoros atlánticos de la cultura catreña están medidos en ponderales relacionados con los pesos de Fenicia y de Oriente Medio; de lo cual hay que deducir que los orfebres prerromanos trabajaron con o para estos colonizadores (venidos desde el lado opuesto del Mediterráneo) (10) .
.
Debido a ello escribe Ladra Fernándes que en el tesoro de Caldas de Reyes (...) "su cronología relativa ha sido recientemente revisada y vinculada al final de la Edad del Bronce o, incluso, a los primeros momentos de transición entre ésta y la Primera Edad el Hierro" (11). Consecuentemente: "recientes apreciaciones de carácter tecnológico (12) ponderal, condujeron a una reubicación cronológica de este conjunto (13). Tradicionalmente datado hacia el Campaniforme -o al Bronce Inicial- y ahora adscrito a la transición Bronce Final, Edad del Hierro. (...) en este depósito constatamos la presencia y vigencia de un sistema ponderal fenicio, hecho éste que deberíamos relacionar, bien con una readaptación de los sistemas micénico e hitita, caso de comprobarse la hipótesis anteriormente enunciada para el Noroeste" (14).
.

.

2) TESOROS, PESOS, LINGOTES Y METROLOGÍA:

.
A-. Algunos datos sobre la arqueometalurgia gallega:
.
Para los interesados en el tema que tratamos y a quienes deseen profundizar en la arqueometalurgia -referida a la orfebrería atlántica-; recomendaríamos que leyeran el trabajo de XOSÉ-LOIS ARMADA PITA; BEATRIZ COMENDADOR REY y ÓSCAR GARCÍA VUELTA "LA INVESTIGACIÓN ARQUEOMÉTRICA SOBRE LA METALURGIA DE GALICIA: UNA APROXIMACIÓN A SU TRAYECTORIA Y ESTADO ACTUAL" (15) ; en el que estos tres autores resumen con bastante rigor la historia de el estudio de los metales más antiguos atlánticos. Comenzando desde los pioneros trabajos de fines del siglo XIX y primeras décadas del XX, hasta llegar hasta fines de los los años sesenta y comienzos de los setenta. Momento en que la universidad del Landesmuseum von Stuttgart edita el Studien zu den Anfängen der Metallurgie (más conocido como SAM); donde realizaron el análisis de unas veintidos mil piezas metalúrgicas -publicado en tres entregas aparecidas en 1960, 1968 y 1974-, con el que deseaban clasificar los diferentes objetos en virtud de su composición y las formas en que fueron elaborados. 
.
No consiguieron grandes aportaciones, habida cuenta que el método de trabajo se correspondía más con una metalurgia organizada -ajena a la época- o con a una extracción bien estructurada; nunca correspondiendo con la desarrollada durante la Edad del Bronce (o de la primera etapa del Hierro). Momento histórico en que los artesanos trabajarían con los recursos que podían, con cierto "desorden" y con muy diferentes técnicas de tratar el metal (que por otro lado tampoco podría clasificarse en por origen y tipología, conforme a su pureza y su labor, por motivos evidentes). Posteriormente, la obra que comentamos, destaca el trabajo de Pérez Outeiriño -ya referido- con la siguientes palabras : "En ambos sentidos, podemos destacar aportaciones como las de B. Pérez Outeriño sobre las composiciones de los primeros oros de Galicia (1990-91 y 1999) o la publicación de tres nuevos análisis por XRF de tortas o lingotes plano-convexos de oro y plata de los yacimientos de Castromao, Troña y Corvazal, realizados -como ya señalamos- en el laboratorio de Edafología de la Universidad de Santiago (16). En la práctica, sin embargo, siguen en vigor los mismos problemas de investigación que en las etapas previas, afectando a cuestiones como la cronología o la adecuada contextualización e interpretación de los materiales" (17) .
.
Sea como fuere, nosotros encontramos de suma importancia estos hechos destacados por Pérez Outeriño en su estudio sobre las tortas de plata y oro encontradas en Calvos de Randín y en el Castro de Alvarelbos (18) . Por lo que antes de comenzar a analizar los datos que nos aporta Ruiz-Gálvez, vamos a estudiar estos lingotes o "amasijos" cuyo peso común apenas oscila entre los 363 y los 365 gramos -tal como descubrió Pérez Outeriño-. Considerando que de su estimación en unos 364 gramos de promedio, pueden obtenerse conclusiones; puesto que ese valor se relaciona plenamente con varios tipos de ponderales, entre los que destacan algunos de fines del Hierro, como son: El siklo fenicio-púnico (de unos 7,27 gramos), el Dracma griego más antiguo -de 4.54827 gr.- (y el Denario), tanto como el Pym, el Shaty Moderno y hasta el siklo hebreo y el babilonio. También coinciden en algún modo con los más antiguos pesos-oro (como el Shaty de 7,5 g) y con los siklos mesopotámicos de Gudea, o con el Kârsa de Darío I. Aunque sobre todo su equivalencia está relacionada con el siklo púnico, ya que estos "lingotes tortas" estudiados por P.Outeriño, en su peso de 363 a 365 gramos, equivaldrían a una Mina (de unos 50 siklos), siendo sus correspondecias las siguientes:
.
ATENCIÓN: EN EL EPÍGRAFE FINAL JUSTIFICAMOS LOS CAMBIOS EN VALORACIONES DE LOS PONDERALES QUE DEFINITIVAMENTE HAN DE QUEDAR TAL COMO RECOGEMOS:
- Siklo Fenicio púnico 7,2772425 g. .. //........ 50 siklos = 363,862125 gr.
- Siklo Filisteo ó Pym 7,5804609375 g. // ....... 48 Pym = 363,862125 g.
- Siklo hebreo (shekel) 11,37069140625 g. //... 32 Shekel = 363,862125 g.
- Shaty egipcio de unos 7,5 grs. // ................ 48+2/3 siklos = 365 grms.
- Siklo Gudea (Gin) 8,333... gr. // ................. 43+4/5 Gin = 365 gramos
- Siklo Babilonio de 6,7381875 g. // ............ 54 Siklos bab- = 363,862125 g.
- Dracma Griego 4,5482765625. g. // ......... 80 Dracmas = 363,862125 gr.
- Denario romano 4.548 gr. // ................... 80 Denarios = 363,8 gram.
.
.
.
SOBRE ESTAS LÍNEAS: Moneda de Sicilia: Tetradracma sículo púnico de Entella; cercana al 345-338 (o bien a los años del 320-315 a.C.). Su peso de cuatro dracmas (18,193 gramos) se correspondería con dos shekel y medio de Cartago exactamente.
,
ABAJO: Doble shekel de vellón (con un peso aprox de 14,55 g.) acuñado en Zeugitana (Cartago), durante la Primera Guerra Púnica -circa. 264 al 241 a.C.-. Tal como decimos, el siklo de Cartago no es el que muchos consideran, igual al Siklo-Oro fenicio y que se correspondería con el Shaty antiguo de 7,5 g. (nacido de la influencia sobre los Fenicios del comercio con el Nilo, que les haría adoptar ese valor de 7,5 gramos para medir el oro). Pues el llamado siklo monetal púnico -o siklo de plata cartaginés-, es el que se relaciona con el Dracma y los valores Babilonios, filisteos y de Israel. Habiendo llegado finalmente a la conclusión personal, de que su peso exacto sería de 7,2772425 gramos -conforme a las medidas cubicadas y a su comparación con otros pesos-.
.
Por su parte, las tortas de plata y oro encontradas en Calvos de Randín y en el Castro de Alvarelbos, que pesaban un promedio de 364 gramos. Equivaldrían a 80 Dracmas -y 80 Denarios de mediados del siglo III a.C. y que es igual a 1 Libra romana más 8 Denarios-. Correspondiendo su total estimado por mí a 363,862125 gr. Lo que es un 20% menos que la Mina Griega de 100 Dracmas (y 454,82765625 g.) y un 10% más que la "Libra" de Roma; pues si restamos a 363,8 gramos 36,38 g. nos resulta esa Libra de 72 Denarios, valorada en 327,42 g.. A su vez, este peso de 363,862125 gramos, se correspondería con la medida llamada Mina de Cartago, de 50 Shekel cartagineses (de unos 7,277 gramos). Pero no solo eso, además la diferencia entre el peso de la Mina cartaginesa y la Libra romana (que vimos era 1/10), es exactamente el número clave de cambio entre el Dracma y el Shekel de Cartago: 8 Denarios igual a 5 Siklos cartagineses; lo que es 1/10 del peso de estas tortas-lingote (36,386 g.).
.
Para mayor curiosidad, estas tortas equivaldrían a su vez a 48 Pym (siklos filisteos), a 32 Shekel de Israel y a 54 siklos babilónicos. Puesto que 363,862125 gramos divididos entre estas cantidades (48, 32 y 54) nos dan respectivamente sus valores: 7,5804609375 gramos (siklos Pym); 11,37069140625 gramos (siklos israelitas) y 6,7381875 gr. (siklos de Babilonia). Siendo así, podemos concluir que aquellas "tortas" de oro y plata, son unos lingote en cuyo peso coinciden todos los patrones antiguos con bastante exactitud, correspondiendo los "amasijos" estudiados por Pérez Outeriño a: 80 Dracmas antiguos, 80 Denarios (del siglo III a.C.), 50 siklos púnicos de plata, 48 siklos Pym (filisteos), 54 siklos de Babilonia y 32 Shekel de Israel.  

.


.
Ante la anterior lista de correspondecias, podemos concluir que a primera vista, estas "tortas" bien parecen ponderales hechos en virtud de un peso relativo al siklo púnico de plata y que comunmente marcan algunos investigadores en 7,225 gramos -entre ellos, Glotz y Hildebrant- (20) . Un "shekel" que en verdad consideramos "algo" tardío como medida cartaginesa (nacida entre los siglos VIII al VII a.C.), establecida seguramente en virtud y cambio con el Dracma y con el siklo de Babilonia; tanto que 50 siklos de Cartago valdrían 80 Dracmas griegos. De lo que su valor en plata -o para acuñación- sería equivalente en 5/8; es decir, que coincidirían precisamente en un peso exacto a la décima parte de las tortas-lingotes; por cuanto -como hemos dicho- 8 Dracmas eran 36,3862125 gramos, al igual que 5 siklos de Cartago. Así, conociendo que el peso del Dracma hubo de ser exactamente 4,5482765625 gr. (obtenido desde la cubicación de las medidas longitudinales), la correspondencia con el Siklo de Cartago del que hablamos le concedería al púnico un valor de 7,2772425... gramos.
.
Peso muy cercano al que dábamos en nuestros estudios anteriores y por comparación de ponderales, cuando hemos considerado el siklo fenicio-púnico en 7,35 g. (en vigencia así, durante los siglos VII al III a.C.). Medida que quizás disminuye algo en contacto con el Denario romano de 4,548 g. (21) , que con toda seguridad sustituye hacia el siglo III a.C. al Dracma, en el mercado del Occidente Mediterráneo (practicamente iguales en peso en sus comienzos). Ello llevaría a considerar que el Shekel de Cartago (no el siklo-oro fenicio que sabemos era de 7,5) hubo de valorarse en lo que más o menus mantiene Glotz (ver cita 20), quien consideraba el doble-Shekel cartaginés en 14,5 gramos. Todo lo que cuadraría con una equivalencia entre esa moneda y el Denario más antiguo (de 4,548 g) en la forma 5/8, lo que nos llevaría a concluir que el Siklo cartaginés en el siglo III a.C. pudo pesar exactamente el valor que hemos dado de 7,2772425 g. , viniendo a ser practicamente lo marcado por Glozt al estimar ese peso púnico en 7,225 gramos.
.
La extensa disertación expuesta entre las diferecias del Denario, el Dracma y los posibles valores del siclo púnico de plata -entre los siglos VIII al III a.C-, la he realizado con el fin de centrar la hipótesis acerca de los pesos de aquellas tortas gallegas de plata y oro. Amasijos o lingotes que a mi juicio pudieran fecharse entre los siglos VIII al III a.C. y que muy probablemente estaban medidos en siklos púnicos, o en Dracmas quizás relativos al Denario; aunque no hay que olvidar que también encajan con el siklo Pym, con el de Israel y con el babilonio. Es decir, que eran equivalentes a una Mina de Cartago de 363,862125 g., pero también muy proporcionados a la Libra de Roma de 327,456 gramos y con la Mina de Grecia (de 454,82765625 gramos ); con la de Israel de 30 Shekel (341,1207421875 g) o la de Babilonia (de 50 piezas y 336,909375 gramos) y la de Mesopotamia que era de 1/3 más (449,2125 g.); correspondiendo incluso con la filistea (de 50 siklos pym = 379,023046875). Todas ellas, Minas y Libras y pesos muy diferentes, pero equivalentes y perfectamente proporcionadas a este ponderal de unos 364 gramos, que contienen las tortas-lingotes gallegos.
.
..
SOBRE ESTAS LÍNEAS: En primer término pulseras y -encima-, hachas de talón (con anillas) procendentes de Huerta de Arriba (Burgos). Piezas fechadas hacia el 750 a.C., en propiedad y exposición del Museo de Burgos, al que agradecemos nos permita divulgar las imágenes. En nuestra última parte, comenzamos el análisis de ponderales partiendo desde el peso de este tipo de brazaletes y joyas en bronce de la Meseta, cuyos valores recogen Ruiz-Gálvez y Eduardo Galán.
.
ABAJO: Brazalete de Amusquillo, con tipología Cogotas I, fechado hacia el 850 a.C., tal como lo expone el Museo Arqueológico de Valladolid (Fabio Nelli, al que agradecemos nos permita divulgar nuestra imagen). Observemos que los dibujos incisos que lleva esta pulsera de bronce son los mismos -o muy parecidos- a los que vamos a ver en la orfebrereía atlántica y en gran parte de los tesoros de oro pretartessios (Sagrajas, Berzocana, Sintra y largo etcétera).
.

.
.
B-. Sobre algunos datos aportados por Eduardo Galán y Marisa Ruiz-Gálvez Priego en: "DIVISA, DINERO Y MONEDA APROXIMACIÓN AL ESTUDIO DE LOS PATRONES METROLÓGICOS PREHISTÓRICOS PENINSULARES":
.
Llegamos ya al desarrollo de nuestro trabajo, en el que podremos contrastar muchos de los datos e ideas que sobre el tema, recopiló y ofreció la prof. Marisa Ruiz-Gálvez -en este caso, junto a Eduardo Galán-. Más concretamente, analizaremos en la siguiente entrada los de un estudio que estudiamos en profundidad (citado en el enunciado anterior), donde comienzan los autores realizando diferentes disertaciones acerca del valor de la metrología. Entre las que destacaría una mención a Collin Renfrew en "Reading the past"; escribiendo Ruiz-Gálvez y Galán que en los pesos y medidas está el secreto de la Arqueologia Cognitiva; porque "esté es la base de todo sistema a gran escala de comercio e intercambio. Puesto que la medida del valor está íntimamente relacionada con la de la cantidad, sin la cual ninguna mercancía puede ser manejada" (22) . A ello habríamos de unir lo repetidamente escrito en nuestros artículos precedentes; donde explicábamos que la metrología fijada e inalterable no solo servía para crear un mercado justo (próspero y equitativo). Sino también para ayudar a todo avance en la ciencia; ya que se hacía imprescindible mantenerla para poder realizar iguales observaciones astronómicas, durante años y desde unos mismos puntos exactos. Pues, sobre todo, aquella metrología inalterable era útil para guiarse en el desierto con arreglo a unas mediciones y parámetros conocidos y perfectamente establecidos (decenios, o siglos antes).
.
En cuanto al método que siguen en el estudio que analizamos, el ponderal elegido por Ruiz-Gálvez y Eduardo Galán es un "derivado" de un siklo "minorasiático"; acerca del que nos dicen (23): "puede establecerse alrededor de los 23 gr, estando representados de una manera perfectamente coherente los intervalos 1, 2, 2’5. 3. 3’5. 4 y 4,5 con desviaciones porcentuales medias sobre el peso teórico de cada umbral en torno al 2%" (...) "creemos que 23 gr puede representar perfectamente el doble del denominado "shekel" (siclo microasiático -canónicamente 11,75 gr. aunque 11,5 entraría dentro de su rango de variabilidad- (Zaccagnini 1991: 344). También podría corresponder al triple de la unidad fenicia de 7,75 gr (Ibidem: 344. nota 3)".
.
Tal como hemos podido ir encontrando, el único peso aproximado que pudiera relacionarse con este "siclo minorasiático" del que hablan Zaccagnini, Galán y Ruiz-Gálvez; quizás fuera un derivado de la Mina de Ugarit, que vimos inicialmente como de 469 gramos y que habíamos considerado (por concordancias con otros ponderales) en unos 470,9 gr. . Mina desde la que podría surgir un siklo de 11,76 gramos (en caso de estimarla en 470,4 g), al dividirla en 40 partes; o bien de 11,725 g. si creemos que su valor es de 469 g. (tal como es el del ejemplar hallado en Ugarit). Pese a todo, ya dijimos que esta Mina ugarítica se ajustaba a ponderales surgidos de Mesopotamia y de Oriente Medio; tanto que 70 siklos babilonios (de 6,73 gramos) se corresponderían con los 471 g. en los que la estimábamos. Por su parte, tenía concordancias con Siklo púnico de plata (7,27 g.) , a la vez que equivalencias con el Pym (siklo filisteo) y con el Shekel israelita -incluso con el Shaty egipcio- (ver tabla concordancia octava pulsando http://loinvisibleenelarte.blogspot.com.es/2014/03/metrologia-y-ponderales-en-el-mundo-pre.html ) . Pese a ello, al haber alterado finalmente los valores de estos ponderales, ya no podríamos considerar las relaciones y equivalencias antes admitidas en esta Mina de Ugarit, debiendo calcular otras.
.
Llegado a este momento deberíamos de tratar sobre aquel peso de unos 470 gramos que a mi juicio parece de origen eblita, o bien exclusivamente ugarítico; un valor que quizás también hubiera llegado a nuestras tierras. Un "extraño y particular" peso que se aleja un tanto del siklo monetal mesopotamio -de 11,25 gramos-, y del Shekel judío -de 11,37...-; y que solo aparece en esta zona del Sur de Turquía. Algo que hemos podido contrastar en un estudio realizado por Ascalone y Peyronel (25) ; donde mencionan dos ponderales hallados en Siria, en el Templo principal de Tell Mardikh -Ebla- y que fechan hacia el 1800-1600 a.C. (26) . Siendo uno de 6,8 gramos y el otro de 15,6 gr. (27) ; ambas pesas fueron hechas en hematites y a juicio de los investigadores talladas con una gran precisión.
.
..
SOBRE Y BAJO ESTAS LINEAS: Dos estatuas de los llamados "guerreros galaico-lusitanos", que se exhiben en el Museo Arqueológico y etnográfico Nacional de Portugal (Monasterio de los Jerónimos, Lisboa) -al que agradecemos nos permita divulgar su imagen. Estos son dos ejemplares -de los muchos existentes- que se consideran esculturas votivas u oferentes de soldados lusitanos y galaicos, fechados entre los siglos V al III a.C.. A mi juicio serían coetáneos a las "tortas lingotes" antes analizadas.
.
Hay que destacar como estos soldados lucen brazaletes y a su vez torques sobre el cuello; adorno que no es como el collar común sino que siempre se lleva en sentido inverso. Es decir, iba cerrado por la parte de la nuca y deja la zona abierta a la altura de la garganta; todo lo que puede suponer una protección, ya que estos guerreros provistos de casco y con una buena coraza, tendrían así el cuello completamente blindado. Al poder además cerrar aquella zona delantera, atando los dos extremos del torques, que era flexible y terminado en dos añillas (lo que les protegería la garganta). Ello nos haría suponer que estos aderezos -como los brazales y los collares celtas- no eran tanto un simple adorno o atributo de prestigio, sino más bien unos verdaderos protectores. Egidas que probablemente servían como sujecciones o complementos de cierre en las corazas y cascos, imposibilitando que las flechas y hojas de armas enemigas llegaran al cuerpo. Actuando de un modo similar al que utilizan hoy en día los deportistas de riesgo, cuando se cubren con petos y protectores las zonas débiles -los brazos y cara-, con el fin de que los choques y luchas con rivales no les dañen.
.

.
Viendo que ambos ponderales hallados en Ebla, no se ajustan entre sí en valor, hemos de buscar un peso común. Por lo que la hipótesis más sencilla es considerar que el de 6,8 g. fuera el mismo que más tarde se convertiría en el Siklo babilonio, cuyo peso sabemos fue 6,7381875... gramos. Siklo de Babilonia que multiplicado por 70 nos daría una Mina de Ugarit, tasada ya en 471,673125 g. (por comparación entre ponderales y ajustes a la Mina hallada en la zona, con un peso de 469 gr.). Un total que si lo dividimos por 40 nos va a dar precisamente 11,791828125 gramos, que es practicamente el valor del "siklo minorasiático" del que hablan Zaccagnini y Ruz-Gálvez. Mientras si partimos esa Mina de Ugarit en 30 partes, resultan 15,7224375 gramos su ponderal, que se relacionaría con el segundo peso hallado en el Templo de Tell-Mardikh (Ebla) que vimos era de 15,6 gramos. Por cuanto hemos expuesto y permitiendo que las pesitas encontradas por Ascalone y Peyronel tan solo tuvieran un error de 0,061 g. (la primera) y de 0,1225 gramos -la segunda-; ello nos llevaría a concluir que esos ponderales eblitas de los siglos XIX al XVII a.C., estarían en base al posterior siklo de Babilonia y que la Mina de Ugarit viniera a pesar 471,673 g..
.
La existencia del mencionado "siklo minorasiático" citado por Ruiz- Gálvez y Galán, procedería a mi juicio desde una metrología eblita (muy particular). Respondiendo a 1/40 de la Mina de Ugarit, o lo que es lo mismo 11,79... gramos; peso que se relacionaría con los dos encontrados en Ebla (por Ascalone y Peyronel), en la forma: 0,75 o bien 1,75. Puesto que 15,72... g. multiplicado por 0,75 (3/4) sería igual a 11,79... g.; a la vez que 6,73... g. multiplicado por 1,75 (7/4) sería 11,79... gramos. Siendo este que damos, el valor más aproximado al mencionado siklo minorasiático que Zaccagnini en 1991 valoró en 11,75 gramos -ver cita (23)-. Asimismo, considero que del siklo minorasiático de Zaccagnini generaría siempre una mina aproximada de 470 gramos (formada de 40 piezas), y si ajustamos la metrología a este valor, los pesitos hallados en Ebla habrían de ser exactamente de 6,71428... g. y de 15,666... g.. Todo lo cual es perfectamente admisible, conteniendo errores minímos; pese a lo cual no hay que olvidar que el mencionado Siklo minorasiático se usa en Ebla, luego en Ugarit y finalmente sus valores seguramente pasan al mundo babilonio, o al neohitita.
.
Tambien observan Galán y Ruiz-Gálvez como patrón correspondiente o usado en la Península, un peso cercano a la décima -o centésima- parte de los 365 gramos del que tenían las "tortas" de metal precioso y que habíamos estudiado en el epìgrafe anterior (es decir un ponderal de 36,5 ; ó bien de 3,65 g). Idea que expresan los referidos autores del siguiente modo: "Cuando procedimos a recoger el listado de pesos de estas piezas nos llamó la atención el que un importante número de piezas pesadas, como los torques, se concentraban en valores enlre 300-370 grs. Algo similar sucedía con los objetos más menudos de los tesorillos como arracadas o anillos. cuyos valores centrales se situaban en tomo a los 3-3.50 grs " (...)
.
"La media de peso para los tres conjuntillos es 3,65 grs y coincide con la del tesoro de denarios ibéricos de Salamanca publicados por García y Bellido (1974), y se relaciona además con el medio shekel fenicio de 3.65 grs cuya unidad en sistema ligero oscila de 7.27 a 7.3 grs (Hildebrant 1993: 17)" (...) "Pero además este valor es 1/100 parte de 365 grs que es el peso medio de los lingotes de plata procedentes de los castros gallegos de Calvos de Randin, Alvarelhos y Santa Tecla; recientemente publicados por Pérez Outeriño (1992: Hg 2)" (28) .
.

.
SOBRE Y BAJO ESTAS LINEAS: Arriba, ajorca de oro hallada en las proximidades de Ulaca (Solosancho, Ávila) -tal como la exhibe el Museo Arqueológico de Ávila, al cual agradecemos nos permita divulgar la imagen-. Fechada en etapa celtíbérica -como veremos- su peso y trabajo de orfebrería guardan plenamente relación con la joyería peninsular de la Edad del Bronce. Abajo: Una de las múltiples vitrinas del Museo Fabio Nelli (de Valladolid, al que agradecemos nos permita divulgar la imagen) en las que contienen piezas de oro y plata celtibéricas -pulseras halladas en yacimientos vettones y vacceos-. En la entrada siguiente, estudiaremos las proporciones y ponderales de esta joyería, tal como los recoge Ruiz-Gálvez en numerosos estudios, viendo su relación y su permanencia desde la Edad del Bronce, hasta fines del Hierro.
.



.
Llegado a este punto, vemos que es exacta y conforme a ciencia la valoración dada por mí anteriormente a los "lingotes-torta" gallegos, considerándolos 50 Siklos púnicos -de 7,2772... gramos (coincidiendo en el peso del siklo con el de Hildebrant)-. Pues tal como Ruiz-Gálvez y Galán refieren, esos lingotes se relacionarían con medio siklo de Cartago; ello por cuanto 50 es relativo a la mitad de uno, ya que A/2 = (A·5) : 10 . Siendo 50 siklos cartagineses lo mismo que la mitad de uno, multiplicado por cien; es decir que (50 · 7,2772) = {(7,2772 : 2) · 100}. Por cuanto la unión que Ruiz-Gálvez y E. Galán establecen entre las "tortas-lingote" y medio siklo fenicio de Hildebrant (que yo considero exactamente 7,2772425 gramos), es absolutamente exacta. Siendo una pena que estos autores no hayan reparado en que su paralelismo no reside en 1/2 de Shekel; sinó en 50 piezas. Considerando personalmente y siendo mi idea, que aquellas tortas son en realidad una Mina de Cartago, ponderal que se valoraba en esta cantidad de siklos (medio centenar).
.
Por su parte, la Mina () entre los griegos, era tasada en cien Dracmas, y valía comunmente 454,8276... gramos -aunque siglos más tarde aparece un Dracma más ligero-. Como ya vimos que las tortas-lingote igualmente equivalían a 80 Dracmas, ó bien a 80 Denarios primitivos (del siglo III a.C., cuyo peso fue el mismo al de la moneda griega). Se comprende por qué aparece continuadamente un peso tan cercano a los 365 gramos, en la orfebrería peninsular durante la Edad del Bronce y Hierro -tal como refeeren Ruiz-Ruano y E.Gálvez-. Ya que ello viene a ser 50 Siklos de Cartago, con un Shekel tal como Glotz y Hildebrant tasaron; que oscilarían entre los 7,25 y los 7,3 gr. (ver cita 20). Todo lo cual indicaría que aquellas "tortas-lingote" pudieron coincidir en tiempo con los siglos en que expediciones como las de de Hannon y Himilcón, navegaban por el Atlántico en busca de las Cassitérides (29) . Aunque su cronología no quedaría del todo clara, ya que estas piezas en forma de torta y cuyo peso promedial lo hemos estimado en 363,86 gramos; se corresponderían a su vez con 32 Shekel judíos, con 48 siklos filisteos y hasta con 54 siklos de Babilonia. Todo lo cual plantea grandes dudas acerca de su datación o filiación, y pese a ello, la hipótesis más lógica es considerarlas Minas púnicas, seguramente muy cercanas al siglo V a.C..
.

.
SOBRE ESTAS LINEAS: Torques celtibéricos en plata, tal como los expone el Museo Fabio Nelli, arqueológico de Valladolid -al que agradecemos nos permita divulgar la imagen-. Se trata de piezas simplemente de adorno y algo más tardías a las anteriores que veíamos luciendo a los guerreros galaico-portugueses. Procedentes en este caso de yacimientos de Castilla-León (principalmente de origen Vacceo y Vettón), contienen unas medidas y ponderales que a continuación estudiaremos (en la siguiente entrada a esta).
..
ABAJO: Otros ejemplos de joyería celtibérica que también exhibe el Museo Fabio Nelli (Arqueológico de Valladolid) en sus salas -al que agradecemos nos permita divulgar las imágenes allí tomadas-. En este caso son brazales, arracadas y pendientes, en su mayoría de plata (aunque los hay de electrón y oro). Como decimos, en la parte segunda del presente artículo analizamos varias de estas joyas desde el punto de vista metrológico.
.
.
.
A-. Sobre la necesidad de reajustar los valores ponderales y sobre "las claves de sus pesos" :
Muy interesante es el dato que aportan Ruiz-Gálvez y Galán al escribir textualmente que: "En una primera aproximación no parece que exista una acusada discontinuidad entre los patrones de peso utilizados en la Edad del Bronce y a finales de la Edad del Hierro" (30) . Todo lo que mostaría que en nuestra Península, las medidas y pesos casi no variaron -al menos durante mil años-; algo que de manera igual sucedió en Oriente Medio, en Mesopotamia o e Egipto. Donde los ponderales se mantuvieron practicamente idénticos desde el tercer milenio a.C. hasta la llegada del Dracma o del Denario. Durante treinta siglos en los que algunos nuevos patrones surgidos tras los sucesivos cambios dinásticos (o de etapa); fueron en verdad derivados de estos otros más antiguos -que en la mayoría de ocasiones apenas sufrieron rectificaciones y tan solo se modificación en la forma de contabilizarse-. Un hecho que además explicaría por qué en nuestras tierras tampoco cambian y se mantienen los ponderales durante decenas de siglos (en fechas coetáneas). Ya que esos pesos eran relativos a medidas importadas del otro lado del Mediterráneo; siendo aquellos unos patrones que equivalían siempre entre sí (para poder trocarlos) y que apenas habían cambiado durante milenios.
.
En referencia a lo dicho, Ruiz-Gálvez, al hablar del tesoro de "Caldas de Reyes" expresa que es "de inicios de la Edad del Bronce" y que a su juicio: "responde al mismo patrón de peso que los torques del Noroeste (31) por lo que no es descartable la idea de que bajo influencia romana, se esté adoptando tanto en el NO como en la Meseta Occidental un patrón de peso del denario romano, que no le es del todo ajeno a la población indígena porque se asemeja a un patrón, aparentemente de tipo decimal. Pre-existente en el extremo Occidental de la Península" (32) . Palabras de Ruiz-Gálvez y de Galán, que suponen lo mismo a decir que desde mediados del II milenio a.C. en la Península Ibérica se había adoptado un ponderal importado de Oriente que permanece durante un milenio; tanto que fue relativo y equivalente -en cierto modo- al Denario (peso que llegaría quince siglos después). Ello, lógicamente y a mi entender, porque este ponderal romano nace desde el Dracma que era de origen básicamente babilonio. Todo lo que considero sucede por haber adoptado los latinos un patrón llegado desde Magna Grecia, al que llamaron "dinero"; y que, a su vez, procedía de otras metrologías orientales muy anteriores (de ascendencia milenaria).
.
La permanencia inalterable de valores en patrones a lo largo de la Historia, es tal, que bastará con señalar que 6 Shatys de 7,5 gramos, son 45 g. (peso oro egipcio de mediados del tercer milenio a.C.). Cantidad que practicamente se corresponde a diez Dracmas o a diez Denarios del siglo III a.C. (que serían más exactamente 45,48276 gramos). De igual modo, 450 gramos eran 60 Shatys del tercer milenio a.C., y equivalían a 54 Gin de Gudea -que como sabemos pesaban 8,333... g.-; pero también a 27 Kârsa persas, vigentes desde el 521 a.C. en adelante. Aunque también hubo cambios, pues hacia mediados del segundo milenio el Codo Real Egipcio varío en su tamaño, ampliándose hasta 52,5 centímetros durante la XVIII dinastía. Lo cual generaría ya un Shaty de 7,5366... gramos -al proceder este patrón oro, desde la cubicación de aquella medida de longitud-. Consecuentemente y sabiendo que el peso oro correspondía a 1/19200 del Codo Real al cubo = 52,5 3 : (300 · 64). Cuando ese patrón de distancia faraónico tuvo unos 52,6 centímetros -a fines del segundo milenio y comienzos del primero a.C.-; se generaría un Shaty de unos 7,58 gramos. De donde -a mi juicio- procedería el Siklo filisteo (o Pym) que se correspondía con el Siklo hebreo en razón de 3/2 (es decir 3 pesos filisteos por 2 de Israel). Por todo lo que podemos calcular igualmente el Shekel judio exactamente en 11,37 gramos.
.
El valor del Pym o siklo de los filisteos, es -a mi entender- un ponderal absolutamente egipcio y se correspondería con el Shaty del primer milenio a.C.; tanto que sería 1/12 de Deben, al que todos los historiadores valoran en 91 gramos -desde el siglo X a.C, durante la etapa saita y hasta la ptoloméica-. Un Deben de oro faraónico, cuya doceava parte (Shaty) pesaría en este primer milenio a.C. unos 7,58 gramos. Ponderal del cual nació a mi juicio el Pym o siklo filisteo, al que considero un valor egeo y sobre todo micénico. Creyendo personalmente que aquel peso de 7,58 sería el patrón con el que comerciaron Egipto y las gentes de Creta, Chipre y Canaan; desde fines del II milenio a.C.. Peso nuevo y surgido desde la rectificación del Codo egipcio tras el 1070 a.C. (al finalizar el Imperio Nuevo y con la caida de Micenas), del que nació como correspondencia un nuevo siklo babilónico. Un ponderal mesopotámico, ajeno al de Gudea, cuyo valor nos será fácil de conocer también, ya que 9 siklos de Babilonia equivaldrían a 8 Shatys nuevos (o a 8 siklos pym); correspondiendo el babilonio a 6,737... g.,
.

.
SOBRE ESTAS LINEAS: Dibujito mío con la imagen del castillo (parador) de Oropesa, población toledana cuyo nombre se dice significaba "pesa de oro" (aunque más bien parece proceder del griego oros-peda; como zona frente al monte -de Gredos-). En su zona baja he incluido un cuadrado en el que se encuentran las unidades de volumen de líquidos griegas, cuya base es el Pié al cubo (Dichorón) con un peso -o capacidad- es 26,198073 litros, o kilos. Este se compone de 96 "Kotile", medida que a su vez estaba dividida en 24 "Listron". Una de las fracciones de volumen y líquidos es la Hekteus (de 2 "kotile"), que sin lugar a dudas identifico con la Hekat egipcia, como jarra que medía el valor de la Mina. Siendo la Hekat faraónica unos 4,8 litros de cuya 64 parte procedía el Shaty; esta Hekteus griega pesaba en agua exactamente lo mismo que la Mina helena. Es decir: 100 Dracmas antiguos = 454,827 gramos.
.
ABAJO:
Sobre la foto de una vitrina del Museo de Heraklion en Creta, al que agradecemos nos permita divulgar la imagen; hemos puesto los valores de metal en Grecia (en un recuadro, arriba). En esta lista incluimos los dos tipos de Dracma conforme a las dos divisiones del Talento: Como una medida de líquidos y fraccionado en la forma de 1/100 de Hekteus, siendo esta la 5760 parte del pie cubicado (26,198073 litros-kilos) correspondiendo a 4,54827 gramos. O bien, como un 6000 del Talento, cuyo peso era igual al del Pie cúbico (26198,073 gramos) dividido, por seis mil, lo que genera un Dracma de 4,3663455 gramos. En la fotografía podemos observar -junto a una pesa o ancla hallada en Cnossos, de unos treinta kilos-, dos grandes Minas prodecentes de Hagia Triada y de Zakros, de periodo cretense Neopalacial (entre el 1550 y el 1450 a.C.). Los lingotes imitando la piel de buey -o en forma de Labrys (bipenna)- abundaron en el Egeo y ya su peso es muy cercano al del posterior Talento griego (unos 26 kilogramos).
.

.
El ponderal egipcio de comienzos del primer milenio, usado por los filisteos y cuyo peso estimamos en 7,58 gramos; pudo generar también la moneda de Grecia y la de Roma. Al ser el Dracma -tal como se sabe-, un derivado de la cubicación del Pie Griego, que procedía de las medidas longitudinales babilonias. Del Codo babilónico Vulgar, impuesto en todo el mundo anatólico, cuyo valor fue de 49,5 centímetros y que pasa a Grecia (Eubea y Corintio) generando un Pie de 29,7 centímetros -equivalente a 3/5 de este Codo-. Siendo ese Pie común griego cubicado, el que "produce" directamente el Talento heleno; cuya equivalencia como medida de líquidos es 29,7 ctms.3 ; lo que resulta 26,198073 litros (o bien 26198,073gramos). De donde procedería el Dracma en las dos formas que tuvo: La más antigua nacida del volumen líquido del Pié griego cubicado y como una fracción 5760, cuyo resultado sería 4,5482765625 gramos. Un ponderal heleno inicial, que es casi exacto en su peso al primer Denario de Roma y que procede de la "Hekat griega", llamada "Hekteus". Una jarra cuya cubicación era de 2 Kotiles o bien de la fracción 576 (96 · 6) del Pié3 , equivaliendo a 454,827... gramos. Por su parte, otro Dracma más moderno procede de dividir en 6000 partes el Talento; pieza cuyo peso era el mismo al del agua cubicada en un pie de 29,7 ctms.. Todo lo que es 26,198073 kilos / 6000; dando un Dracma más reciente, y de 4,3663455 gramos.
.
LLegado a este punto, ya podemos vislumbrar las relaciones entre todos los ponderales de la Antigüedad, distinguiéndolos en dos tipos: Los más primitivos, pertenecientes al tercero y segundo milenio a.C.; y unos más recientes, de la Edad del Hierro, que nacerían tras la caida de Micenas o al final del Imperio Nuevo en el Nilo (1070 a.C.). Siendo los antiguos aquellos que procederían desde el Codo Real de Egipto, impuesto ya por Imhotep en el siglo XXVIII a.C., con un valor de unos 52,3 centímetros; todo lo que daría un Shaty de unos 7,45 gramos. Un momento en que a su vez, en Mesopotamia, se determinan igualmente una serie de longitudes y medidas que culminan con las reformas de Lagash, donde se impone el Codo de Gudea de unos 49,8 ctms.; del cual procede el Gin o siklo de Gudea, cuyo peso era 8,333... gramos. Finalmente debieron de reformar el Codo Egipcio en esta misma época de Gudea (y durante el segundo milenio a.C.), llegando a hacer coincidir en peso y longitud las medidas de Mesopotamia y las del Nilo, estimando el Shaty de 7,5 gramos, cuya equivalencia con el Gin era de 9/10 (9 Gin = 10 Shaty) -todo lo que a su vez obliga a un Codo Real faraónico de 52,414 ctms-.
.
Durante el Reino Nuevo egipcio, se reforma el Codo Real llevándolo hasta 52,5 centímetros y al final de este periodo (hacia el 1070), se aumenta aún más esta medida quedando establecida en unos 526 milímetros. Ello hará que el Shaty valga 7,58 gramos, y que el Deben-Oro (12 Shatys) se estime en 91 gramos en época saita. De todo lo que nace -a mi juicio- un nuevo ponderal con este valor (7,58 gramos) que toman los filisteos, los egeos y parte de los canaaneos, para comerciar con Egipto. Peso llamado Pym y que se sabe equivalía a 2/3 del siklo Hebreo, de lo que aquel Shekel de Israel ya sabemos que valdría exactamente (7,58 · 3) : 2 = 11,37 gramos. A su vez, en la misma época, nacerían los valores babilónicos -ajenos al Codo de Gudea-, como correspondencia a estos patrones "nuevos" con los que se comerciaba en Oriente Medio. Estableciéndose el Codo Vulgar de Babilonia (extendido por toda Anatolia y el mundo Hitita) en 49,5 centímetros, cuya equivalencia con el de Gudea era 330/332. Por lo que 10 Codos de Gudea : 332 = 10 Codos de Babilonia : 330; y a su vez, ello era igual a 1/30 del Codo Vulgar egipcio y 1/35 del Codo Real faraónico. Ya que 10 Codos Vulgares de Babilonia (de 495 ctms.) = 11 Codos Vulgares de Egipto (de 45 ctms). Mientras a su vez la relación entre el Codo Real de Babilonia y el Vulgar babilónico, era de 1/9; por lo que como sabemos que el segundo medía 49,5 ctms.; el mayor era de 55 ctms..
.
La anterior larguísima disertación sobre las longitudes de los codos en babilonia y Egipto a fines del segudo milenio a.C., tan solo la hemos realizado para demostrar cómo por aquel entonces ya las medidas se equivalían, tanto como para que el Codo del Nilo y el de mesopotamia estuvieran en relación 10/11; y los pesos del Shaty moderno (7,58 gramos) y del siklo de Babilonia (de 6,737 g.) igualmente se equiparasen en razón de 8/9. Correspondecias que eran tan fáciles como saber que 8 Shatys fueron igual a 9 Siklos de Babilonia y que 10 Codos V. babilonios, median lo mismo que 11 Codos V. egipcios. Unas correspondencias que igualmente se dieron cuando realizaron los sistemas metrológicos de Grecia; que eligen como base (más generalizada) un pié de 29,7 centímetros, igual a 3/5 del Codo babilonio (0,6; que multiplicado por 49,5 ctms. = 29,7 ctms.). Longitud que como hemos visto, marcará el peso del Dracma y posteriormente el primer Denario, coincidiendo con los mesopotámicos, ya que la metrología griega (al igual que la romana) procedía de la babilónica -tal como lo hacía el calendario heleno-.
.
Pero a su vez, esos ponderales griegos, romanos, babilonios y egipcios, tenían obligada equivalencia con el resto de los de Oriente Medio. De lo que sabiendo que la Mina de Cartago coincidía con el Dracma, pudimos deducir que aquel peso cartaginés compuesto por 50 siklos, debió de ser igual a la Mina griega menos 1/20%. Es decir, a 80 Dracmas, todo lo que además coincide con el peso de las "tortas lingote" gallegas, cuyo valor estimamos en 363,8621 gramos. Y al ser este el de la Mina púnica de plata, hemos alcanzado así el exacto también del siklo cartaginés, que pesaría 7,2772... gramos (todo lo que se ajusta con las estimaciones de los investigadores más acertados: Glozt, Hildebrandt y Ruiz-Gálvez -entre otros-). Tras todo lo que hemos de dejar definitivamente fijados los ponderales en los siguientes valores:
.
ANTIGUOS (tercer y primera mitad segundo milenio a.C.):
Codo Gudea = 498 milímetros // Gin Gudea = 8,3333... gramos
Codo Real Egipto = 523 milímetros // Shaty antiguo = 7,45 gramos
MEDIOS (segunda mitad, II milenio a.C.):
Codo Real Egipto = 525 mm. // Shaty imperio Nuevo = 7,5 gramos.
Mina de Ebla, Ugarit = 470 gramos aproximadamen
RECIENTES (Primera y segunda Edad del Hierro):
Codo Real Egipcio = 526 mm. // Shaty nuevo = 7,58 gramos
Codo Vulgar babilonio = 495 mm // Siklo Babilonia = 6,737 gr.
Medidas filisteas = hebraicas // siklo filisteo (pym) = 7,58 gr.
Codo Sagrado Israel = 525 mm // shekel hebreo = 11,37 gr.
Codo hitita = 495 mm // siklo minorasiático = 11,789 g.
Codo Cartago = 460 mm // siklo cartaginés = 7,2772 g.
Pié griego = 297 mm // Dracma = 4,54827 gramos.
Las medidas griegas son aplicables a Roma antes del II a.C.
Pié romano = 296 mm // Denario = 4,5024... gramos.
.

.
SOBRE ESTAS LINEAS: Algunos torques expuestos en el Museo Arqueológico de Burgos, al que agradecemos nos permita divulgar la imagen. En una próxima entrada estudiamos las correspondencias de estas joyas con los ponderales de la antigüedad.
.
ABAJO: Famoso, Dracma del siglo II a.C. acuñado en ARSE (Sagunto) con figura de Aqueloo (propiedad del Museo de la Prehistoria de Valencia, al que agradecemos nos permita divulgar la imagen). El todo androcéfalo que vemos en la acuñación es considerado un símbolo de la fertilidad, como imagen en este caso del Valle del Turia. El peso de estos dracmas ya en épocas más recientes varió, aunque inicialmente tuvo aquellos valores que arriba hemos fijado (muy cercanos siempre al Denario primitivo). 

.
.
-
ESTE ARTÍCULO CONTINÚA (pulse linea azul, si no tiene la siguiente abajo): http://loinvisibleenelarte.blogspot.com.es/2014/04/metrologia-y-ponderales-en-el-mundo-pre.HTML

ADEMÁS CONTIENE LAS SIGUIENTES TABLAS CORRELATIVAS Y ENTRADAS PRECEDENTES PULSE PARA AQUÍ LLEGAR A ELLAS:
http://loinvisibleenelarte.blogspot.com.es/2014/03/metrologia-y-ponderales-en-el-mundo-pre.html
o bien: http://loinvisibleenelarte.blogspot.com.es/2014/03/metrologia-y-ponderales-en-el-mundo-pre_16.html
.
......................................................................................
---------------------------------------------------------------------------
CITAS:.(0) Achega tipolóxica para o estudio dos torques aureos do NW Bieito Pérez Outeiriño
Gallaecia, ISSN 0211-8653, Nº 12, 1990, págs. 139-151
y
Revisión interpretativa do conxunto Áureo de Monte dos Mouros II Bieito Pérez Outeiriño http://dialnet.unirioja.es/servlet/revista?codigo=1742">Boletín
.
(1): Eduardo Galán y Marisa Ruiz-Gálvez Priego DIVISA, DINERO Y MONEDA APROXIMACIÓN AL ESTUDIO DE LOS PATRONES METROLÓGICOS PREHISTÓRICOS PENINSULARES Complutum Extra,6 (II), 1996: 151-16

.
(2): La determinación y aproximación tan exacta de pesos que damos, se ha logrado de la forma que ya hemos visto en anteriores estudios (ver nuestros artículos previos):
.
-Primeramente partiendo del promedio de lo que pesaban los diferentes ponderales hallados en excavación, pero teniendo en cuenta de que estos han de tener defectos (debido a desgastes, adherencias, golpes, roturas etc).
.
-En segundo lugar, tomando la medida a la que cada peso corresponde. Es decir, el Codo Real Egipcio, en el cado del Shaty; el Codo de Gudea, en el caso del siklo de Mesopotamia (Gin), el Codo Sagrado hebreo, en el del Shekel israelita, y etc. Cubicando tal medida que sí se conoce con exactitud, habida cuenta el tamaño de las edificaciones y sus porcentajes de longitud. Tras ello, viendo cómo coinciden los pesos con aquella cubicación; habiendo de corregis hasta que el siklo, el Shaty, el Shekel o el Gin, sean una parte del Codo Cúbico, o del Pie Cúbico (en su peso como medida de volumen en litros).
.
-Tras ello, una última corrección existe y esta es la de ajustar unos sistemas a otros, para que pudieran cambiarse. Todo lo que explico con un ejemplo: EL Codo Real Egipcio varió en dos centímetros desde el siglo XXVII al V a.C.; de ello en estos más de dos mil años, para ajustarlo a las medidas de Babilonia y poder cambiarlo, se hubo de rectificar el peso de ambas culturas. Como así se hizo.
.
-Por lo demás, para saber qué valía exactamente el Shaty egipcio en el siglp XXII a.C. cuando el Codo en Mesopotamia era de unos 49,792553... ctms. es fácil de calcular. Habida cuenta que ese Codo de Gudea al cubo = 123.450,6 centilitros. que dividido por 148200 (que eran los siklos Gin de un Codo Gudea cubicado y lleno de agua) sale que el Gin pesaba 8,341256 g.. Por lo que sabiendo que 10 Shatys eran 9 Gin, conoceremos el peso de ambos, saliendo un SHATY ORO DE EGIPTO DE 7,507131 gramos.
.
-El proceso inverso se puede realizar igualmente, que es cubicar el Codo Real de Egipto que en la época media 52,45 centímetros; de lo que su cubo es aprox. 144.290 centilitros. Siendo así y sabiendo que el Shaty era un (64·300) de Codo Real al cubo, nos queda el peso oro de ese tiempo en Egipto en 7,5151 gramos. Ello supone que el Gin de Gudea sería (7,5151·10) : 9 = 8,35 gramos.
.
-Todo lo que lleva a hacer un pormedio para que se ajusten los ponderales a épocas, rectificaciones y etc.. De lo que dejamos el Shaty en un promedio de 7,5 gramos y el Gin (siklo de Gudea) en 8,3333.... (periódica en 1/3). Lo que facilita realmente trabajar en unos sistemas y otros y con una aproximación de micras.
.
(2-b): DE ORFEBRERÍA CÉLTICA: El depósito de Berzocana y un brazalete del Museo Arqueológico Nacional. Martín Almagro Basch. TRABAJOS DE PREHISTORIA 26, 1969, pags. 275-287
.
(3): Nos referimos a los siguientes artículos sobre PONDERALES EN EL CARAMBOLO:
.
121º-. EL TESORO DE EL CARAMBOLO; SU PONDERACIÓN Y MEDIDAS: EL PATRÓN SAGRADO EN QUE ELABORARON SUS JOYAS (Parte LXXXIX de: "Los bueyes de Gerión en el tesoro de El Carambolo")-. Analizamos los pesos y medidas de las joyas para llegar a concluir que es igual al que tienen muchos de los tesoros atlánticos. http://loinvisibleenelarte.blogspot.com.es/2013/11/el-tesoro-de-el-carambolo-su_26.html
.
122º- EL TESORO DE EL CARAMBOLO; SU PONDERACIÓN Y MEDIDAS: EL PATRÓN SAGRADO EN QUE ELABORARON SUS JOYAS -continuación- (Parte LXXXIX de: "Los bueyes de Gerión en el tesoro de El Carambolo")-. Es la continuación del artículo anterior con la conclusión por pesos comparados de que el tesoro se hizo en Sikos-Oro llamados Fenicios (ponderal de Oriente Medio equivalente a 7,5 gramos y que procedía de la cubicación del Codo Real egipcio -que era igual al Codo Sagrado hebreo) http://loinvisibleenelarte.blogspot.com.es/2013/11/el-tesoro-de-el-carambolo-su.html
.
(4): ANÁLISIS PONDERAL DE LOS TORQUES CASTREÑOS
Xosé Lois Ladra Fernandes EN: Complutum, lO, 1999: 143—156
.
(5): Villaamil ; 1907: pag. 101.
.
(6): OP. CIT. (5) (pag 144)
.
(7): OP. CIT. (5) (pag 144)
.
(8): OP. CIT. (5) (pag 144)
.
(9): OP. CIT. (5) (pag 144)
.
(10): : Tartessos, MARIANO TORRES ORTIZ; R.A.H. (Madrid 2002); pags 233 y 234
.
(11): (Ruíz-Gálvez 1998: 316) Cita tomada de Ladra Fernandes (op. cit. 6).
.
(12): (Armbruster y Perea 1994) Cita tomada de Ladra Fernandes (op. cit. 6).

.
(13): (Ruíz-Gálvez 1996 y 1998) Tartessos, MARIANO TORRES ORTIZ; R.A.H. (Madrid 2002); pags 233 y 234
.
(14): OP. CIT. (6) (pag 149)

.
(15): XOSÉ-LOIS ARMADA PITA Laboratorio de Arqueoloxía da Paisaxe. Instituto de Estudos Galegos Padre Sarmiento (CSIC-Xunta de Galicia). // BEATRIZ COMENDADOR REY Área de Prehistoria, Departamento de Historia, Arte y Geografía (Univ. de Vigo) // y ÓSCAR GARCÍA VUELTA Centro de CC. Humanas y Sociales. c/Albasanz, 26-28. 28037 Madrid "LA INVESTIGACIÓN ARQUEOMÉTRICA SOBRE LA METALURGIA DE GALICIA: UNA APROXIMACIÓN A SU TRAYECTORIA Y ESTADO ACTUAL" Estudio liberado en la RED formato PDF.
.
(16): Pérez Outeiriño, 1992; "Almacenamento da materia prima entre os ourives castrexos. Lingotes planoconvexos" Acuña (coord.): Finis Terrae. pags 110-113 VER CITA (18).
.
(17): Idem. cita (15) Pag. 10
.
(18): BEITO PÉREZ OUTERIÑO; "Almacenamento da materia prima entre os ourives castrexos. Lingotes planoconvexos" (1992) Acuña (coord.): Finis Terrae. Estudios en lembranza do Prof. Dr. Alberto Balil. Servicio de Publicacións da Universidade de Santiago. Santiago: 97-113
.
Ver asimismo de PÉREZ OUTEIRIÑO, en 1999: "Estado da cuestión acerca do nacemento da ourivería no NW. peninsulare as primeiras etapas do seu desenvolvemento". Actas do I Colóquio Português de Ourivesaria. Círculo Dr. José de Figueiredo. Porto: 123-163
.

(19):- PARA CONSULTAR VALORES, VER TABLA DE CONCORDANCIA SÉPTIMA PULSANDO : http://loinvisibleenelarte.blogspot.com.es/2014/03/metrologia-y-ponderales-en-el-mundo-pre.html -.
.
(20): Ver tabla de concordancia sexta. (Glotz, 1948) Medidas fenicias: 1 doble-siclo = 14,5 gr. = peso de 14,5 cm3. Eduardo Galán y Marisa Ruiz-Gálvez escriben: "El medio shekel fenicio de 3.65 grs cuya unidad en sistema ligero oscila de 7.27 a 7.3 grs (Hildebrant 1993: 17)" Pag. 157 Op. Cit. (1)
.
(21): -Denario del año 268 a.C. ; 4,54 a 4,55 gramos; la sexta parte de una onza que a su vez correspondía a la doceava de una Libra, cuyo peso era de 327,6 gr. (+/- 0,2%)
.
-En el 217 a.C., a raíz de la Lex Flaminia, el denario fue fijado en 3,90 gramos pasando a equivaler 16 ases.
.
-Se mantiene en ese valor hasta el 64 dC en el que Nerón lo baja a 3,4 gramos. Las reducciones en el peso del denario continuarán, fijándose en 2,36 gramos bajo el mandato de Marco Aurelio y en los 1,70 gramos, con sucesivas devaluaciones.
-Por su parte, el Dracma tuvo dos pesos: Uno procedente de considerar la Mina directamente nacida del pie de 29,7 al cubo (lo que daba una Mina de 26,198073 gramos y un Dracma de 4,3663455 gramos). Y un primero y más antiguo que partía de considerar la Mina nacida de la Jarra griega, llamada Hekteus con un peso de 454,82765625 gramos -medida que se relaciona a mi juicio plenamente con la Hekat egipcia-. Desde esta nace un Dracma igual a su centésima parte: 4,5482765625 gramos

.
(22): (Renfrew 1992: Cap. VIII Reading de Past). Bristish Museum, Londres -pag 152-. Cita tomada de Eduardo Galán y Marisa Ruiz-Gálvez Priego DIVISA, DINERO Y MONEDA APROXIMACIÓN AL ESTUDIO DE LOS PATRONES METROLÓGICOS PREHISTÓRICOS PENINSULARES Complutum Extra,6 (II), 1996: pag. 152
.
(23): Idem Cita (1) (pag 153):
.
(24): Idem Cita (1) PAG 157
.

(25): TWO WEIGHTS FROM TEMPLE N AT TELL MARDIKH-EBLA, SYRIA:A LINK BETWEEN METROLOGY AND CULTICACTIVITIES IN THE SECOND MILLENNIUM BC?. E.Ascalone and L. Peyronel // Università di Roma"La Sapienza" // JCS 53 (2001)
.
(26): Op. cit, (27) Pag. 4 : "these layers date the last building phase to approxi-mately 1800–1600 BC"
.
(27): Op. cit, (27) ·"TM.72.N.463 (fig. 5a) weight 6.80 gr material, hematiteshapeovoidal; short ends and flattenedbasemeasureslength 2.3 cm; width max. 1.4 cmconditionslightly chippedsquareFfVII2ilocusL.2500level3referencesArchi (1987: n. 33), Ascalone andPeyronel (1999: n. 7)"
.
"TM.72.N.437 (fig. 5b) weight15.60 gr materialhematiteshapeovoidal; flattened short endsmeasureslength 3.0 cm; width max. 2.0 cmconditiongood, only some scratchessquareFfVII2iiilocusL.2500level4referencesArchi (1987: 45), Ascalone andPeyronel (1999: n. 7)"
.
(28): Idem Cita (1) PAG 157
.

(29): Sobre el tema de los periplos de Hannon y Himilcón. Ver fuentes en: Paléfato y Pomponio Mela. junto a Plinio el Viejo (consultar al respecto: "La España de hace dos mil años, según P.Mela y P. el Viejo", editado por Austral, bajo la dirección y comentarios de García y Bellido; MADRID 1987). Hist. Nat Plinio el Viejo, Lib II 169 y Lib. V, 8 y ss.
.
(30): Idem Cita (1) (pag 159).
.
(31): (Ruiz-Gálvez 1995: 58 y fig. 8) Idem Cita (1)
.
(32): Idem Cita (1) pag 157

METROLOGÍA Y PONDERALES EN EL MUNDO PRE-TARTESSIO: Siguiendo a Ruiz-Gálvez (Parte cuarta: Tesoros peninsulares)

domingo, 16 de marzo de 2014

METROLOGÍA Y PONDERALES EN EL MUNDO PRE-TARTESSIO -Siguendo a Ruiz-Gálvez- (Parte primera: El significado de la Metrología en la Antigüedad)

ÍNDICE GENERAL: Pulsando la siguiente linea azul se llega a un índice general del blog. En el que se contiene las más de cien entradas que hasta ahora hemos subido. VER: http://loinvisibleenelarte.blogspot.com.es/2013/03/indice-de-entradas-con-algunas.html

.
(Parte VIC de: "Los bueyes de Gerión en el tesoro de El Carambolo")-.CAPÍTULO VII DE: "MUNDO NEOHITITA, CANAANEO Y EGEO EN EL CARAMBOLO"
.
Este estudio es continuación de los que le preceden, donde se analizaron los pesos y medidas del Tesoro de El Carambolo y de Villena.
POR LA EXTENSIÓN DEL PRESENTE ARTÍCULO, SE HA DIVIDIDO EN cuatro PARTES (INCLUYENDO A SU FIN UNA LISTA DE TABLAS NUMÉRICAS NECESARIAS PARA SU EXPLICACIÓN).
.
LA CONTINUACIÓN A ESTE SE HALLARÁ PULSANDO:
http://loinvisibleenelarte.blogspot.com.es/2014/03/metrologia-y-ponderales-en-el-mundo-pre_1256.html
.
Sus entradas contiguas son las que se sitúan bajo esta que leemos.
LAS TABLAS NUMÉRICAS- RECOGERÁN ESAS RELACIONES DE DATOS EN UNA ÚLTIMA ENTRADA (a la que se remitirá cada vez que se hable de las correspondencias). LISTAS CORRELATIVAS QUE SE HALLARÁN PULSANDO:
http://loinvisibleenelarte.blogspot.com.es/2014/03/metrologia-y-ponderales-en-el-mundo-pre_1256.html
.
.
Deseo dedicar este trabajo a los habitantes de Berzocana, que han mantenido un precioso pueblo, en el que han levantado un centro arqueológico para la interpretación de la zona. En especial a Da. Ana Tejero -de su Ayuntamiento- que nos recibióó con la mayor atención y cariño durante una visita que hicimos, con el fin de estudiar los pormenores del tesoro de Berzocana.
.
.
.
1.)- INTRODUCCIÓN: Ideas generales sobre el patrón y la medida en la Antigüedad.
.

IMAGEN SOBRE ESTAS LINEAS: Plaza del antiguo mercado de Zafra (Badajoz) donde se conserva tallado -sobre una antigua columna-, el modelo de "vara pacense" con la que se comerciaba hasta la imposición del sistema métrico decimal. En muchos pueblos españoles aún existen estos "moldes metrológicos" expuestos al público en las plazas donde se celebraba el mercado; que tenían como función poder comparar y atestiguar el tamaño del Patrón en cada zona (habida cuenta que hasta bien entrado el siglo XIX en España se utilizaba una "medida" para cada área). Las "diferentes" metrologías motivaron que el comercio se viera muy dañado, hasta la unificación en un solo sistema -el métrico-; pues antes de este, al comprar una mercancía en varas, brazas o pies (de un país región o provincia), podía ser recibida en unas medidas diferentes a las encargadas. Lo que hasta la llegada del "metro" fue fuente de numerosos litigios, fraudes y problemas; por lo que en los lugares donde se celebraban mercados, se guardaba comunmente una muestra del patrón de la zona, por si se producían reclamaciones.
.
Cuanto exponemos explica por qué en la Antigüedad la manutención -o la unificación- de una misma metrología era imprescindible para el progreso, ya que de lo contrario se hacía casi imposible establecer relaciones comerciales. Una norma social que tristemente se terminó perdiendo durante la Edad Media, donde cada señor establecía su "Patrón" sin importarle el de sus vecinos. Siendo así y sabiendo los antiguos que sin lazos de mercado, antes o después, se producía la guerra (de reinos, ciudades -o incluso civil-), incluyeron entre sus dogmas religiosos la preservación de estas medidas sagradas. Ponderales y longitudes cuyo establecimiento era de origen milenario -en el caso de culturas como la del Nilo o las de Mesopotamia- y que se guardaban de manera inalterable en los recintos sagrados. Convirtiendo a los templos y a sus clérigos en unos verdaderos custodios de aquellos Patrones, que se tuvieron comunmente dictaminados por la ley divina.
.
Si deseamos comprender lo que significaba la metrología para los antiguos, podemos consultar -por ejemplo- lo que nos dice La Biblia sobre las medidas, cubicajes y longitudes del Templo de Salomón (1) . Donde se atribuye a dictámenes sagrados el establecimiento de estas magnitudes y volúmenes, todo lo que en verdad se relaciona con el hecho cierto de que al modificarse o adulterarse los ponderales, se suelen producir grandes regresiones. Pues no solo el mercado se ve dañado (y hasta destruido) con la alteración fraudulenta de las medidas, sino que su modificación puede afectar a los conocimientos. Ya que aunque se cambiasen por ley y en acuerdo común, sin dañar el comercio; unas nuevas proporciones podían afectar a la capacidad de análisis astronómico, al variar las coordenadas de medición, generando enormes problemas entre los estudiosos del cielo.
.

.
SOBRE ESTAS LINEAS: Parte lateral del friso del Arco de Tito (hacia el año 67) de Roma. La escena refleja la dispersión de los israelitas, mostrando algunos cautivos judíos huyendo, cargados con los tesoros del templo de Jerusalén. Entre los enseres sagrados que portan estos expulsados de su tierra, se encuentra una "extraña caja" en la parte delantera, que he marcado con una flecha porque quizás ese arcón pudiera tratarse de una réplica del Arca de la Alianza (hecha durante la fase del Segundo Templo). Sobre ella, figuran una escuadra y un triángulo; y a su lado, un vaso ceremonial (todo lo cual cubre de misterio la representación). Teniendo cruzadas encima dos trompetas litúrgicas, con la imagen de ser semejantes a varas como la de Aarón, que se dice escondieron en este cofre hasta construir el templo. Más adelante trataremos sobre esta curiosa figura y sobre el posible sentido metrológico del Arca de la Alianza, puesto que como veremos -en mi opinión- la Vara de Aarón y el Maná, pudieron ser patrones (de longitud y volumen) custodiados en esa caja sagrada (medidas que quizás se encuentran representadas sobre este cofre que lleva un vaso y una escuadra -o medida-).
.
Continuando con las ideas de metrología que veníamos exponiendo, es sabido que las culturas del desierto tomaban sus patrones desde medidas geodésicas que les servirían para orientarse. Por ello, de modificarse estas, se provocarían errores en el calculo de lectura de los astros; lo que podía incapacitarles para conocer hora o día y sobre todo para marcar las rutas entre las arenas (a través de cuadrantes o alidadas). De todo cuanto narramos -en mi opinión- nació el dogma sobre el "numero y la medida" en la Antigüedad; surgiendo una "fe" relacionada con la física y la astronomía, que siguieron civilizaciones como la egipcia o la sumeria. Pensamiento que permaneció entre muchos de los pueblos del desierto que precisaban guiarse y viajar a través de la cúpula celeste. Todo lo que podemos ver aún en algunos de los cultos y costumbres de Israel, que como heredera directa de Egipto y Babilonia, mantuvo parte de esta filosofía unida al número sagrado y a la medida perfecta. Un pensamiento que más tarde sería aprendido por los pitagóricos y practicado por los platónicos (en Occidente); quienes se sabe tomaron estos conocimientos de Oriente Medio, del Nilo y de Mesopotamia.
.
Tal como decimos, los "dogmas" sobre el número, el peso, la medida y el patrón inalterable; no solo sentaban sus bases en la necesidad de una unificación metrológica para el buen comercio, sino sobre todo en la de los progresos en la ciencia -durante la Antigüedad-. Puesto que sería igualmente inviable el avance en los conocimientos, si no se mantenían unas pautas y medidas universales, de unas generaciones a otras. Tanto que en el siglo XVIII era sobradamente conocido que la metrología más antigua se unificó con estos fines, basándose en distancias geodésicas; principalmente por motivo de poder orientarse gracias a la estimación aproximada del arco terrestre. Otra cosa muy distinta es si aquellos antiguos habían logrado -o no- dar con el tamaño más o menos aproximado del Grado. Aunque a juicio de Newton (tanto como al de otros muchos sabios del Renacimiento y de la Ilustración), teorías como la pitagórica y las de otros samios, confirmarían que los egipcios o los mesopotamios conocían bastante bien el tamaño de la Tierra. Afirmación que también obliga a suponer el origen de gran parte de los conocimientos de la Escuela samia, en el Nilo y en Babilonia; habida cuenta que allí se formaron estos filósofos griegos cuyos teoremas e ideas después hemos podido leer en tablillas cuneiformes o jeroglíficas.
.
Tanto fue así que a fines del siglo XVII, las universidades inglesas -por iniciativa del mismo Isaac Newton- gastaron grandes cantidades de dinero en enviar exploradores a Egipto; con el fin de medir los edificios más antiguos del Nilo, deseando con ello obtener un patrón común del Codo faraónico (logrado por porcentajes). Todo con el motivo último de dictaminar o confirmar exactamente el tamaño de la circunferencia de nuestro Planeta; sabiendo que podían llegar a dar con esta longitud del Arco (bastante exacta), si se conocía la metrología usada por los egipcios hace cuatro mil años. Hipótesis y fórmula de trabajo, nada aventurada ya que el tamaño del meridiano se encuentra estimado -con bastante precisión- en textos "grecos-alejandrinos", como los de Heratóstenes de Cirene (heleno que fue bibliotecario de Alejandría y explicó cómo medían los egipcios el perímetro terrestre, sirviéndose de sombras).
.


.
SOBRE ESTAS LINEAS: El Templo de Karnak en Luxor, tal como estaba en el siglo XIX , desde un dibujo de Faucher-Gudin; grabado publicado por "HISTORY OF EGYPT..." de G. Maspero. Como decimos, en el "siglo de las luces", La Ilustración se interesó por medir los edificios antiguos de Egipto con la intención de dar exactamente con en valor del Grado. Al considerar que civilizaciones como la del Nilo habían tomado durante milenios referencias en el desierto (de sombras y arcos), pudiendo llegar a una aproximación bastante ajustada en el tamaño del meridiano. Ello no solo por la facilidad de calcular longitudes y parámetros en tierras faraónicas; sobre todo al suponer la necesidad que tenían de estudiarlas bien, para caminar y orientarse por el desierto. De lo que pensaron era más sencillo buscar el patrón métrico de Egipto, que medir exactamente el Planeta; habida cuenta que los científicos del XVIII necesitaban varios decenios para una conclusión cierta acerca del tamaño de la Tierra.
.
Todo ello hizo que los ingleses en el siglo XVIII desearan conocer perfectamente esa metrología tenida por sagrada en la antigüedad; al intuir que determinados sistemas -como el Codo de Gudea o el Faraónico- tenían un origen geodésico, permaneciendo en su valor casi inalterable durante milenios. Manutención y creación de un patrón sagrado, que no solo servía en Egipto o Mesopotamia para propiciar el establecimiento de sistemas de comercio, posibilitando procedimientos de fijar cambios con otras civilizaciones (logrando así generar mercado y paz con tierras lejanísimas). Sino que sobre todo promovió los medios para el avance científico en un progreso que permitiría el estudio de los astros (llevado a cabo desde los zigurats o desde los templos egipcios), dando así con fórmulas para orientarse a través el cielo y generando gracias a ello, las "Civilizaciones del desierto" (y más tarde "las del mar").
.
Culturas cuya defensa durante la Edad del Bronce, se basó simplemente en aislarse y prosperar en un lugar inaccesible para otros (un oasis en medio de las arenas, o bien en unas islas lejanas). Civilizaciones cuyo fundamento inicial estuvo en la inteligencia y no en la barbarie ni el la fuerza; poniendo como murallas kilómetros de dunas o de olas, donde pudieron aflorar sin recibir la visita de los bárbaros. Así y de este modo nacieron "mundos" como el egipcio o el de Mesopotamia; tanto como el cretochipriota, el maltés, o el sardo-siciliano (entre otros). Protegidos por su lejanía y aislados de la brutalidad, gracias al conocimiento de los astros y a la inteligencia de quienes les organizaban. Para todo lo cual es evidente que fue imprescindible el estudio del Cosmos y el conocimiento de medios de orientación, que no son posibles si partir desde una tierra esférica (o al menos semiesférica como promulgaban los sumerios hace cinco mil años).
.

.SOBRE ESTAS LINEAS: Sello soviético de 1943, conmemorativo del nacimiento de Isaac Newton. El gran filósofo y científico de Occidente que -como humanista y genio que fué- creyó en los hombres del pasado. Tanto como para ser de los primeros en intuir que los antiguos egipcios ya conocían la medida del Arco Terrestre con bastante precisión. Su confianza en las antiguas civilizaciones le llevó a poder hipotetizar el tamaño exacto de la Tierra (gracias a mediciones tomadas en monumentos del Nilo). Todo lo que unido a su enorme genio -que le hizo suponer que el giro había "achatado" por los polos al planeta-, le permite confirmar aproximadamente el peso del Planeta; explicando así su Ley de los Graves con una aceleración de 9,8 (metros/segundo) -derivada de la Masa de la Tierra-. -Para los interesados en el tema recomendamos ver nuestros artículos: El Mar del Templo de Salomón http://decnossosatartessos.blogspot.com.es/2010/10/el-mar-del-templo-de-salomon.html // Bronce Tartessio en Templo de Salomón http://decnossosatartessos.blogspot.com.es/2010/10/bronce-tartessio-en-templo-de-salomon.html // Análisis del Codo perimetral y los adornos simbólicos, en el Mar de Salomón http://decnossosatartessos.blogspot.com.es/2010/10/analisis-del-codo-perimetral-y-los.html // Demostración de la utilidad matemática del Codo Perimetral, que hemos hallado en El Mar de Salomón (cálculo de areas y volúmenes esféricos, sin precisar de "pi"). http://decnossosatartessos.blogspot.com.es/2010/10/demostracion-de-la-utilidad-matematica.html 
.
.
SOBRE ESTAS LINEAS: Dibujito pintado por mí del famoso gobernador Gudea; segundo soberano de Lagash en su dinastía, durante el llamado "renacimiento sumerio" del siglo XXII a.C.. Su corto mandato -cercano a tres lustros, hace más de cuatro mil años- nos dejó un enorme legado histórico; compuesto por innumerables construcciones, obras de arte y representanciones. Entre estas, destacan las características estatuas del mandatario esculpidas en diorita (como la que he pintado), de las que hoy se conocen aproximadamente una treintena. Al menos en dos de ellas, el príncipe-sacerdote Gudea aparece sedente y tallado sobre la medida del Codo; el patrón de longitud reformado e impuesto por esta próspera saga de Lagash. En las referidas esculturas, podemos ver (a los pies del gobernador) perfectamente cincelado aquel Codo, con sus subdivisiones y fracciones, minuciosamente recogidas.
.
Cuanto expresamos antes, en mi opinión manifiesta que esas representaciones en diorita del mandatario no solo servían para la veneración de su persona, sino que también se hacían para la conservación de la medida sagrada impuesta por él. Ya que el "Patrón Codo", que se recoge con absoluta precisión en estas tallas sobre una durísima piedra -a mi entender- tendría como finalidad de que no pudieran modificar el "modelo estandarizado". Habiendo sido de gran utilidad las estatuas "de Gudea y su Codo" en caso de litigio, ya que sobre ellas se podrían comprobar perfectamente los verdaderos tamaños de "la medida". Todo lo que nos hace entender por qué este príncipe-sacerdote es recordado por la Historia como el generador de un periodo de paz y de enorme prosperidad en Mesopotamia. Algo que sin duda alguna se debería en gran parte al establecimiento de esta metrología inalterable; puesto que para el comercio es absolutamente necesaria la existencia de una regulación totalmente honesta y controlada de los ponderales y medidas. Mensuración perfectamente controlada sin la que se hace imposible el mercado, ya que de no tenerla este se vicia por alteraciones o adulteraciones en las transacciones.
.
Siendo así, podemos entender por qué para todas las grandes civilizaciones (que han basado su progreso en el comercio y en la producción), el patrón métrico era tan sagrado como inalterable. Pues de no conservarse adecuadamente, los Estados -reinos o ciudades-, se verían incapacitados para vender o comprar mercancías. Regresando antes o después al trueque. De tal manera, si aquella metrología no se guardaba con suma cautela, no podrían valorar las mercancías en metales, ni en proporciones exactas; sin controlar siquiera la producción, impidiendo a los gobernantes cobrar justamente sus tributos. Menos aún los templos, calcularían los diezmos, o las cantidades justas que los fieles debían entregar al recinto sagrado (como ofrendas obligadas). Ya que para todo lo antes dicho, era absolutamente imprescindible pesar con exactitud el grano, la carne o el pescado; tanto como medir perfectamente la cerveza o el vino -con los que se comerciaba, pagaban impuestos o se rendía tributo a los dioses-.
.
Aunque principalmente, lo que se hacía imposible sin una metrología fijada, era ponderar los metales; ya que sin un patrón común y bien determinado, no hay quien establezca el precio de algo tan sutil como el oro y la plata. De lo que al hacerse más complejas y avanzadas las Sociedades Antiguas, precisaron establecer estos patrones para poder importar o exportar materias primas. Puesto que la metalurgia no solo servía crear armas, sino también para hacer todo tipo de nuevas herramientas. Tasando así el bronce como un valor económico de producción, con el que debieron crear una base equitativa de correspondencia de este material de alto uso, con otros productos; llegando finalmente a introducir en el cambio de equivalencias metales de lujo y sin utilidad alguna (como el oro o la plata).
.
El nacimiento de un segundo patrón "metal precioso", nace a mi juicio tras la idealización de estos como adornos, pero sobre todo porque con ellos se podían crear "objetos indestructibles" (enseres que no se oxidaban ni se alteraban a lo largo de los tiempos). Por lo que comenzarían a proliferar los adornos de oro y plata como ofrendas divinas y votivas, o como atributos femeniles o de prestigio, y como símbolos reales o de riqueza. Tanto que civilizaciones como la egipcia o la mesopotámica, pasaron a considerar el oro uno de los más preciados bienes, habida cuenta que todos los objetos hechos en este metal permanecían inalterables (por los siglos de los siglos, cual si gozaran de "vida eterna"). De lo que no solo adornaron a sus mujeres y monarcas con sofisticados objetos de oro y plata; sino que sobre todo los depositaron en sus tumbas, en el intento por perpetuarse en una vida eterna -Eternidad que sin lugar a dudas lograron figuras como Tutankhamon, gracias a sus joyas o a su máscara y sarcófago áureo-.
.
Por todo cuanto narramos, desde comienzos del tercer milenio a.C. se generaría un mercado ya perfectamente medido en valores de metal; ponderación que regulaban en Egipto y Mesopotamia funcionarios pesadores, quienes tasaban la pureza y el peso del bronce, del oro o la plata, asignándoles una correspondencia. De un modo similar como hoy se sigue haciendo en el mercado internacional de cambio, dando un precio relativo entre los metales y otras mercancías (y que antiguamente se realizaba principalmente valorando en oro y plata, la carne, el grano o la cerveza y vino -conforme a la escasez o abundancia de medios y materias-). Control de cambios que se llevaba a cabo comunmente en los templos o por trabajadores del Estado, quienes regulaban minuciosamente los pesos y valores de las mercancías, con el fin de que el comercio prosperase, procurando no tener que recurrir de continuo al trueque -al menos a un trueque sin ponderación ni ajustes, que llevaría a una recesión social-.
.
ABAJO: Portada del interesantísimo libro de Manuel Molina "LA LEY MÁS ANTIGUA.Textos legales sumerios" (Ed. Universidad Barcelona, Madrid 2000). A continuación recogemos en resumen algunas leyes acadias que traduce el autor, en las que veremos la importancia del mencionado patrón metrológico en Sumer (desde hace más de cuatro mil quinientos años). Pudiendo observar la sacralidad e inalterabilidad que tenían estos valores de medidas, cuya adulteración se consideraba un gravísimo delito (similar al robo). Pues tal como venimos repitiendo, lo más imprescindible para el progreso mercantil por entonces, era el mantenimiento de unos patrones exactos e inalterables -para evitar engaños y fraudes-.
.
Todo lo que narramos, no solo hacía prosperar el comercio interno, sino que sobre todo permitía el mercado con extranjeros. Ajenos al reino o la ciudad, que se acercaban a ella para trocar confiando en un sistema justo y bien regulado; introduciendo de ese modo mercancías desde lugares lejanos y fomentando con ello el mayor progreso de la zona. De tal manera, hemos de entender que las leyes trataran por todos los medios de impedir, modificar o adulterar las medidas; porque los cambios y engaños en los ponderales durante la Antigüedad se asemejarían a lo que hoy es falsificar moneda. Ya que un patrón mal defendido (en un reino o ciudad que lo "otorgaba"), al ser falsificado de continuo, rescindiría toda posibilidad de progreso al "emisor" de aquel ponderal. De ello, las Ciudades Estado o las Sociedades antiguas, velaban y custodiaban sus Patrones (pesos y "pesetas") de un modo semejante como más tarde guardaron la tasación y el valor de sus monedas en oro o plata (todo lo cual repercutía directamente en sus arcas nacionales, ya que del Tesoro procedían los fondos para pagar a funcionarios y soldados). Siendo así se comprenderá la sacralización y la no alteración de los pesos y medidas en ocasiones durante miles de años; tal como sucedió en Egipto y Mesopotamia, donde durante más de treinta siglos su metrología apenas varío.
.
Por lo demás -como ya hemos dicho- estos sistemas métricos nacieron seguramente desde unas longitudes de origen geodésico, con el fin de poder orientarse en el desierto (o en el mar) y para medir los ciclos astrales. Todo lo que solo se lograba con la permanencia de una mismas medidas durante siglos y a través del estudio de los movimientos cósmicos desde idénticas coordenadas; establecidas en los templos, en monolitos, pirámides o en los zigurats -construidos con ese fin-. Un análisis del Universo que facilitaría la capacidad de orientarse por medio de las estrellas, pudiendo así dirigir caravanas en largas singladuras entre las dunas. Algo que en si mismo fue la base del comercio y que generó civilizaciones cuyos principios ya no se asentaban en la guerra, sino en el mercado y en la mejora de las condiciones de la población. Prefiriendo ocultarse entre las arenas y ser guiados espiritualmente por estos astrónomos y sabios (llamados sacerdotes en Egipto y magos en Mesopotamia), antes que verse de contínuo sometidos a guerras y a la visita de la barbarie.
.

.
2.)- EL SIGNIFICADO DE "LA MEDIDA" (La ley más antigua):
.
En los pies de foto anteriores explicábamos que el fraude de patrones era un terrible delito en el Mundo Antiguo. Tanto que ya en el siglo XXIV a.C., el código de Urukagina, perseguía como criminal a todo aquel que hubiera hecho o establecido una medida falsa y a la que estos textos legales denominan "GUR" (adulterada) (2) . La normativa equiparaba esa falsificación, al robo o al impago de fuertes deudas -por su gravedad-; aunque se destaca a su vez en la redacción de la mencionada ley, que también se refiere a "aquel que ha establecido" una falsa medida. Todo lo cual no solo supone adulterarla simplemente, sino incluso modificarla. Por lo que el edicto advierte a los mandatarios para que nunca impongan una metrología diferente y nueva; siendo delito también entre los que gobiernan, alterar la ponderación "oficial".
.
Acerca del mismo tema, se conservan textos legales pertenecientes a los tiempos cercanos a Gudea. Recogiendo el profesor Molina las leyes de Ur-Nama (siglos XXII al XX a.C.) en que el tercer rey de Ur emprende una enorme reforma de pesos y medidas. Todo ello, con el fin de reavivar el comercio y de generar prosperidad; aunque tras la lectura detallada de las normas podemos deducir que las reformas tuvieron como fin también poder adaptar su metrología a las de otros reinos muy lejanos. Tanto que en uno de sus principales fragmentos refiere claramente que gracias a estas modificaciones de pesos y medidas se logró devolver al reino de Ur el "mercado con tierras lejanas, que hasta entonces se hallaba en manos de los navegantes". Hechos que el mismo texto repite unos párrafos más adelante, destacado que además el monarca acompañó tales modificaciones, con nuevas normativas de comercio. Como la regulación del tráfico de barcas en el Tigris y el Eúfrates o un dispositivo para que los caminos fueran seguros a los mensajeros (faltando aquí un fragmento que seguramente se refiere también a los comerciantes) (3) .
.
Como decimos, el estas reformas llevadas a cabo en Ur durante los siglos XXII al XX a.C. sin lugar a dudas tuvieron como fin no solo la unificación metrológica en toda Mesopotamia, sino sobre todo el de equiparar sus valores con los de otras civilizaciones o reinos lejanos (tal como las leyes refieren). Puesto que sin cambio entre unos sistemas y otros, se hace imposible la creación de un mercado directo (algo que podía afectar principalmente a las economías del Tigris y del Nilo). Por ello, la tranforformación a la que alude el fragmento antes citado, creemos que es la llevada a cabo en tiempos de Gudea, logrando imponer un modelo cuya conversión a la metrología faraónica era inmediata. Ello porque el valor del Codo de Gudea fue de 1,5 por 1,66 con respecto al Codo menor de Egipto (tal como lo concebimos tras analizarlo en profundidad -hechos que posteriormente estudiamos-). Debido a que el tamaño que comunmente se da al de Gudea es de 498 mm.; bastaría con multiplicarlo por 150 y dividirlo por 166 para convertir estas medidas sumerias en Codo Vulgares del Nilo (es decir que: 498 mm · 150 = 450 mm · 166).
.
Siendo la equiparación de ambos sistemas tan perfecta y sencilla; una unificación entre esas metrologías queda aún más patente cuando estudiamos el ponderal de sus volúmenes, surgido desde la cubicación de estos dos Codos (el egipcio y el de Acad; tan distintos en tamaño pero tan facilmente equiparables). Pues el Shaty, que como sabemos era la medida de oro nilota con 7,5 gramos (procedente del Codo Real al cubo), se convertiría en Siklo de Gudea (llamado Gin), al multiplicarlo por 9/10. Asi 10 Shatys (que en Egipto se llamaban un Debén y equivalían a unos 75 gramos) eran exactamente 9 Gin -9 Siklos Gudea de 8,333... gramos (ya que 8,33.. · 9 = 7,5 · 10)-.
.
Todo lo que hemos analizado, deja bien clara la existencia de una equiparación de valores entre los ponderales de Gudea y los de Egipto. Ya que estas coincidencias nunca pueden tratarse de simples casualidades, sino que son el fruto de un estudio y equilibrio de cambios, cuya elaboración es muy compleja. Porque para que dos sistemas coincidan en volúmenes y en sus medidas de longitud, han de ser directamente equiparables desde su base. Todo lo que expreso es matemáticamente demostrable, por lo que si consultamos a cualquier experto en ciencias exactas nos dirá que es absolutamente improbable que dos metrologías sean convertibles en volúmenes y longitudes, si estas no se han preparado y concebido de forma paralela.
.
.
SOBRE ESTAS LINEAS: Imagen de un fresco perteneciente a la Tumba de Menena (Tebas Nº68) -agradecemos al Museo Valle de los Reyes nos permita divulgarla-. En ella aparece un funcionario pesador de oro, valorando los "Shatys" (anillos, cuyo tamaño menor era de 7,5 gramos durante el Imperio Nuevo). Como podemos ver, la balanza está presidida por la diosa Maat; deidad del equilibrio, del número y la proporción; diva de la belleza y cuyo atributo era la pluma con la que tocaba su cabeza. Ya hemos explicado que en el Juicio Final de Osiris, el corazón del difunto que pretendií llegar al Mas Allá debía pesar menos que aquella pluma que coronaba a Maat; todo lo que en nuestra opinión es una alegoría de la perfección, de la equidad y el equilibrio. No pudiendo contener el alma del fallecido más error o fallos que el de una simple "pluma", al ser observado sobre esta la balanza de Osiris. Aunque a su vez, esa perfección de medida también indicaba que el muerto, en vida nunca había cambiado los pesos y las longitudes sagradas (tal como exigía EL Libro de los Muertos para pasar a la vida eterna). Pues uno de los juramentos antes de procederse a juzgar al difunto era que aquel ratificase que jamás los había modificado. Algo considerado una primera exigencia para presentarse ante Osiris, como un ciudadano honrado y capaz de ser juzgado en espera de conseguir el paso al Reino de los Muertos.
.
ABAJO: Detalle del lienzo donde se representa "El paso río Jordán" con el Arca de la Alianza (oleo atribuido al pintor Juan Montero de Rojas y propiedad de los fondos del Museo del Prado -al que agradecemos nos permita divulgar la imagen-). La escena recrea a los judíos junto al Jordán, mientras el cauce queda seco para que pudieran cruzarlo los levitas que portaban el Arca; tras ellos logran pasar sobre el caudal parado. los israelitas que les seguían (tal como narra Josué III). Ya hemos expresado la idea de que quizás en el famoso Arca de la Alianza, muy posiblemente se guardaban también los valores o medidas sagradas hebreas. Simplemente contenidas en las dimensiones del cofre, o quizás en la Vara de Aarón; bastón sagrado del hermano de Moisés y que La Biblia narra se depositó en el Arca. Vara que pudo ser perfectamente un patrón métrico muy antiguo establecido y custodiado en el "sagrario santo" judío. De todo ello hablamos a continuación.
.
.
En la entrada contigua a esta trataremos de nuevo sobre las equivalencias y valores exactos de los sistemas metrológicos en la Antigüedad (acerca de lo que mucho hemos escrito). Aunque antes de entrar en ello, debemos ampliar conceptos para comprender el significado social -y religioso- que tuvo la metrología (no solo su aspecto económico). Algo que quizás podemos percibir claramente en La Biblia, cuando nos habla de las medidas del Templo de Salomón, de los cubicajes de sus pilas, de su "Mar" central y de las longitudes de sus recintos. Siendo muy de destacar que quizás en el mismo Arca de la Alianza se pudiera guardar también el "patrón" de las longitudes sagradas. Ello porque tal como dice Éxodo (25:10, 11, 17-22 y 37 : 6-9.), el tamaño de este cofre era de "dos Codos y medio de largo, por uno y medio de ancho y uno y medio de altura". Y sabiendo que el Codo Sagrado hebreo era igual al egipcio del Imperio Nuevo (de 52,49 centímetros aproximadamente), aún hoy podemos conocer que el arcón  medía más o menos: 131,25 centímetros de longitud y 78,75 de alto y de ancho.
.
De tal manera, bastaría con observar minuciosamente las paredes de este cofre sacro -construido con madera de acacia recubierta de oro-, para comprobar el sistema metrológico oficial. Aunque, esta forma de medición y comprobación no parece el más indicado para conservar un modelo métrico "estandarizado". Por lo que creo personalmente que de custodiarse en el Arca esa medida sagrada, seguramente pudiera haber estado en la famosa Vara de Aarón (4) . Bastón que sirvió para que al hermano de Moisés le nombraran sacerdote, cuando aquella rama seca de almendro floreció en sus manos (naciendo en esta, yemas o botones). Todo lo cual puede aludir perfectamente a una "vara" métrica, útil y fructífera; máxime aún cuando Moisés en La Biblia también tiene un curioso pasaje en el que usa su báculo (o el de Aarón) de un modo que nos recuerda a una confrontación de metrologías. Nos referimos al mometo que narra como tomando un cayado de las manos de Aarón, lo lanza frente al faraón, naciendo del palo una gran sierpe; ofidio que traga las cobras que habían surgido de las varas puestas en el mismo lugar por los sacerdotes egipcios (5) .
.
El fragmento bíblico antes mencionado, probablemente aluda de manera poética a sistemas métricos y a reformas del Codo de época mosáica en Egipto. Habida cuenta que durante el Imperio Nuevo existieron varias modificaciones del Codo, hasta situarlo en una longitud igual a la que conservaron los hebreos. Pues tal como he expuesto en numerosos artículos, es evidente que la metrología hebrea fue importada del Nilo y mantenida por los judíos desde tiempos de Moisés, con un valor invariable. Ya que el tamaño de los codos (Sagrado y Común), en Israel es exactamente igual al que tenían los Codos (Real y Vulgar) faraónicos durante la dinastía XVIII. Algo que podemos constatar porque los edificios faraónicos de esta época están construidos con una medida correspondiente a 52,489 centímetros -exacta a la que permanece entre los israelitas como Codo Sagrado-. Todo lo que se demuestra además arqueológicamente al observar que el tamaño de los Codos votivos o de uso, hallados en tumbas correspondientes a excavaciones al tiempo de Tutankhamon -o bien de Horemheb-; tienen una longitud de unos 52,489 centímetros (para el Real y 44,99828... ctms. para el Vulgar).
.
BAJO ESTAS LINEAS: Lienzo del pintor Laurent De La Hire en el que se representa la alegoría de "La Paz y la Justicia, abrazadas" (propiedad del Museo de Toledo, OHIO; USA -al que agradecemos nos permita divulgar la imagen-). En la escena podemos observar la balanza que comunmente en todas las culturas suele ser el atributo común de la Justicia y de la ley. Este símbolo de la "pesada" -tal como expresamos-, ya presidía el Juicio Final en la religión del Nilo (juicio de Osiris), al igual que el correcto ponderal era una exigencia en toda civilización mesopotámica -desde el tercer milenio a.C.-.
.
Aún en nuestros días podemos ver la misma filosofía y alegorías seguidas por los rabinos, quienes escriben y manifiestan que en la vida hay que saber siempre ponderar con la mayor exactitud y honradez. Ello siguiendo la Torah (Levítico 19:35-36) donde está escrito: "No cometeréis injusticia en los juicios, en las medidas de tierra, ni en el peso ni en otra medición. Siempre balanzas justas, pesas justas y medidas justas, serán las que tendréis. Yo soy Jehová, vuestro Dios, que os saqué de la tierra de Egipto". Siendo muy interesante que trás dictar la obligatoria honestidad sobre los pesos y medidas, la norma levítica dictamina que está establecida por Yahvé, el que "os sacó de la tierra de Egipto". Probablemente indicando que el camino de salida de aquella esclavitud estuviera precisamente en el conocimiento de los pesos y de las medidas, tanto como en la honradez (sin la cual no se pueden mantener). Principalmente, porque con una medida bien determinada cualquier astrónomo o sacerdote-guía (como debió ser el caso de Moisés) podría orientarse en las arenas del desierto, mientras que quienes perdieran el patrón, por muchos conocimientos de astronomía, podrían perderse -ver cita (6) -.
.
.

.
.Los hechos antes mencionados pueden relatarnos el tiempo al cual perteneció Moisés; un momento que a mi juicio fue el final y la gran crisis de la XVIII dinastía (y no el de Ramsés II como comunmente se considera). Un Éxodo, que quizás consistió en la escisión de Egipto en dos pueblos: Uno monoteista que tendría que huir del Nilo (al ser seguidores de Akhenatón); y otro politeista, que permanecería en su tierra, después de ganar en el "conflicto de Amarna" (convulsión, que produjo hasta una guerra civil). Todo motivado por "la herejía" del faraón adorador de Atón que inicia una reforma monoteista, destruyendo templos y modificando todo culto, llevando la capital faraónica hasta una nueva ciudad en el curso medio del Nilo. Desde ella, el antiguo Amenofis IV que cambió su nombre y el de la capital allí fundada, por los del "horizonte, servidor" o "amor de Atón", deseó convertir al monoteismo plenamente a Egipto. Pretendiendo acabar con cualquier resquicio de la antigua religión que rendía culto a varios dioses, lo que le granjea el odio de sacerdotes y nobles. Provocándose con ello una gran crisis social que termina en una guerra civil, que como sabemos pierden los de Akhenatón (ciudad situada en la actual Tell Amarna).
.
Siendo mi opinión -siguiendo teorías que durante el siglo XIX expresaron algunos expertos- que en este momento se produce el "Éxodo"; cuando una gran cantidad de partidarios del faraón hereje se vieron obligados a huir tras la muerte de su rey (odiado por gran parte de los súbditos). Un Éxodo que seguramente se lleva a cabo por el sucesor de Akhenaton al que no reconocieron como heredero los dignatarios del Nilo. Ya que el faraón tan solo tuvo seis hijas -de las que cuatro fallecieron antes que el padre-; por lo que a su muerte, el reino quedó sin sucesor nombrado. Apareciendo entonces un príncipe "reconocido", que actuó como monarca durante unos dos o tres años y del que sabemos se llamaba "Anjjeperura-Semenejkara" (igual que Akhenatón antes de recibir su nombre real, y suponiéndose pudo ser un yerno o un nieto del soberano). Transcurrido este tiempo, aquel que ocupaba este trono del Nilo desaparece en la Historia (sin saberse más qué fue de él) siendo mi sospecha que pudiera tratarse del que más tarde se recordaría como Moisés o como Aarón. Algo que expreso considerando la posibilidad lógica de que en este momento los partidarios de Akenatón y de su monoteismo, se vieran obligados a huir en masa.
.
Por su parte, la situación de Egipto en los últimos años de reinado de Akhenatón era caótica; pues no solo se habían producido revueltas y guerras por doquier, sino que además se sucede una pandemia. Epidemia que unos consideran de Peste Negra (opinión de Zahi Hawas) y otros de piliomelitis o gripe; enfermedades que provocan la muerte de la princesa Nefertiti y de cuatro de sus seis hijas habidas con Akhenatón. Hechos que nos deben hacer entender el carácter de este rey, que quizás se recluye en su soledad y melancolía, mientras ve que el reino se subleva y decae. Todo lo que narramos puede explicar los sucesos que narra el Éxodo, en los que Egipto se ve envuelto en epidemias y crisis; de lo que quizás el heredero de Akhenatón, junto a sus más altos mandatarios, se verían obligados a escapar y buscar apoyo en el exterior -huyendo de Amarna, hacia un lugar de refugio fuera de Egipto-. Cuanto resumimos en mi opinión incluso nos serviría para relacionar los propios nombres de Aarón y Moisés. Aarón, quizás como recuerdo de un Akhenatón II, que posiblemente fue Anjjeperura-Semenejkara (coronado entre los suyos). Y su hermano menor Moisés; hipoteticamente como idealización del sumo sacedote de la fe de Akhenatón que fuera un hermano del faraón, llamado Tut-moses (voz parecida a Moisés).
.

.
SOBRE ESTAS LINEAS: Dibujo que hemos coloreado donde se representa a Akhenatón su esposa e hijos, saludando desde el balcón de su palacio. Tras ellos el "famoso" disco de Atón; el Sol que este faraón pretendió establecer como dios único en Egipto, intentando terminar con todo culto politeista. Tal como expreso en numerosos trabajos, mi opinión es que el sucesor de este rey, un extraño príncipe no reconocido y que se llamó Anjjeperura-Semenejkara; pudo ser coronado como Akhenatón II entre los suyos (quizás posteriormente idealizado en la figura de Aarón, el hermano mayor de Moisés). El referido heredero de Akhenatón desaparece en la Historia tras intentar ser reconocido en su trono durante dos o tres años, mientras "se desintegraba" la ciudad capital y la fe instaurada por su antecesor. Por lo que en tal crisis y en un estado caótico de Egipto, no sería raro pensar que los herejes de Amarna fueran obligados a huir del Nilo. Quizás bajo el mandato del Sumo sacerdote de la religión monoteista que pudo tomar el nombre del hermano de Akhenatón, llamado Tutmoses (muy semejante a Moisés); y bajo el reinado de un nuevo Akhenatón que -como digo- quizás pudo recordado entre los suyos como Aarón.
.
ABAJO: Bajorrelieve del Templo Hatsepsut (en Deir el Bahari -a cuya institución agradecemos nos permita divulgar su imagen-); en este vemos un funcionario "ponderador" que sujeta una vara, ante objetos de trueque y mercado. Frente a él se sitúan armas, collares de cuentas, torques (o menat) y discos de metal. La disposición de todo muestra una ofrenda o una pesada de enseres regalados, puestos para ser valorados en cambio y valoración oficializada. Entre esos objetos se pueden distinguir arriba y en primer término los collares, cuyas cuentas se utilizaban como moneda "menor"; mientras en la parte baja del bajorrelieve, se observan unos grandes aros que eran usados como lingotes o pesas de metal (a modo de torques o brazaletes).
.
En la mano, el funcionario lleva la "vara" que porta como atributo de su trabajo de medidor y ponderador; bastón cuyo tamaño podemos calcular en dos Codos Reales (105 centímetros aprox). Este tipo de báculos creemos que son los que se refiere La Biblia en el pasaje que hemos narrado, donde Moisés toma el de Aarón y lo tira frente al faraón; tras haber visto que los sacerdotes del rey habían depositado en el suelo dos varas. Narrando el Éxodo (7:8-13), que aquellos cayados del los egipcios se convirtieron en serpientes, aunque el que lanza Moisés se transformó en una mucho mayor, ofidio que terminó comiéndose a la otras. La interpretación que doy a este pasaje estaría relacionado con los Codos y la medida, seguramente en un momento de cambios y reformas en Egipto. Indicando posiblemente que la Vara de Moisés era más exacta y mejor para guiarse en el desierto; ello en un momento en que se rectificó el valor del Codo. Puesto que como sabemos la medida egipcia durante el Reino Nuevo se había modificado, ampliándose exactamente hasta un tamaño igual al que mantuvieron los hebreos siempre como patrón (52,498 ctms.).
.


.
.
.
Siguiendo con la hipótesis del Éxodo relacionado con Akhenatón, todo lo que La Biblia narra encaja con los sucesos por entonces acontecidos en la actual Amarna. Tanto que -probablemente- aquellos que más habían seguido al "monarca reformador" en su herejía, fueron gentes asentadas en el Nilo pero pertenecientes a pueblos y religiones extrañas. Nos referimos a personas de origen extranjero, que quizás habitaban en Egipto como burguesía, comerciantes o trabajadores -o como esclavos-. Población venida de zonas del desierto, desde Canaan o de Mitani (tierra de procedencia de la "faraona Nefertiti") y a quienes la reforma de Akhenatón pudo beneficiar altamente en su posición social. Consecuentemente, creemos bastante afortunada la teoría que ya defendía Sigmud Freud, cuando consideraba que la marcha de Moisés se podía fechar en tiempos de este Amenofis IV (hacia el 1330 a.C.). No solo eso, sinó que personalmente me aventuraría a decir que el mismo Akenatón (o su sucesor) pudo estar personalizado en la figura de Aarón y que su hermano menor (Moisés) quizás fuera la idealización de Tut-Mosis -hermano del faraón hereje, que fue sacedote supremo-.
.
Siendo así, las varas de Aarón y la de Moisés -que tanto menciona La Biblia- pueden referirse a patrones metrológicos procedentes del Nilo, posiblemente corregidos en tiempo del rey Akhenatón. Porque como ya dijimos, la medida del Codo faraónico de la XVIII dinastía es exacta a la del hebreo en sus dos variantes (Sagrado y Vulgar). Por todo lo que me atrevo a interpretar cuando nos habla La Biblia de la Vara de Aarón, que se custodió durante un tiempo en el interior del Arca de la Alianza; que esta se tratase de un patrón Codo, importado de Egipto. Una medida sagrada que hubieron de guardar con suma cautela en el lugar más vigilado, al menos hasta que se construyera el templo. Pues tras edificarse el recinto salomónico no necesitarían ya un "modelo", habida cuenta que todos los puntos, salas y hasta objetos de este recinto sagrado, estaban perfectamente delimitados en Codos -ver cita (7) - .
.
Quizás por ello, la Biblia narra que aquella Vara fue posteriormente sacada del Arca, tras elevarse el Templo de Salomón; lo que puede entenderse ya no necesitarían custodiar un sistema metrológico guardando "una medida" o Codo. Habida cuenta que todo el edificio -sus estancias, pilas y altares- contenían un tamaño conocido y marcado en esta metrología. De tal manera y en caso de litigio por longitudes o ponderales, para llegar a una absoluta precisión en el tamaño exacto del Codo Sagrado, bastaría con tomar como referencia cualquier sala del templo, ya que en Éxodo (26 y 27) se establecen sus dimensiones en Codos Sagrados. Entendiéndose de este modo y si consideramos el báculo de Aarón un patrón métrico, por qué La Biblia menciona varias veces que tras la construcción del Templo de Salomón, se sacó la Vara del Arca. Algo que igualmente se hizo con un trozo de Maná que hasta entonces se había guardado en el referido cofre sagrado. Lo que nos hace deducir que el Maná podía relacionarse también con estos sistemas ponderales que tras edificarse el recinto sagrado, ya no necesitaban guardarse en el arcón sacro; pues las medidas y valores estaban contenidas en todas las del edificio -desde sus pilas de agua sagrada a la de sus objetos, columnas y habitaciones-.
.
Pese a lo que comunmente se considera aquel "maná" una resina, planta, un liquen -o semilla-, existente en el desierto y de la que se pudieron alimentar los hebreos durante su diáspora (7) . Ello porque algunos creen que la palabra "maná" procede de una voz egipcia cercana que podría significar "alimento"; mientras otros traducen "maná" desde el hebreo considerando que puede interpretarse por una pregunta cuya traducción es: "¿Qué es eso?". Siendo esta última etimología la más aceptada, no puede tenerse como muy acertada. Y por mi parte -yo personalmente-, considero que Maná más probablemente sea el término que significa en todos los idiomas semitas "mina"; voz que da nombre al bloque de metal que se tenía como patrón de peso. Lingote o talento que en los idiomas acadios, sumerios y babilonios, se expresaba exactamente así: "Mana".
.
Aquella Mina -o "mana" mesopotámico- en los tiempos que hablamos, era el ponderal correspondiente a la cubicación de la medida sagrada: Codo o Vara Real de Gudea, que entre los sumerios se valoraba en unos 49,8 centímetros. Patrón que cubicado generaba una mina (Mana) equivalente a 60 siklos (o Gin), acercándose muchísimo su peso a 500 gramos (ya que hemos dicho como el Siklo de Gudea, llamado Gin, era de unos 8,333... gr.). Por lo tanto, no sería extraño pensar que ese "Maná" referido en la Biblia y del hubieron de comer durante años los judíos, hasta tener una tierra donde asentarse; pudiera ser una alegoría de alguna "mina" de metal hallada o explotada por ellos (oro, plata o bronce). Aunque también pudo tratarse de un comercio de metales llevado a cabo desde Mesopotamia a Egipto, establecido por los israelitas (gracias a las ayudas de otros pueblos). Inclinándome más a pensar que se refiere probablemente a yacimientos de cobre que pudieron hallar y trabajar los hebreos en el territorio de la actual Jordania (rica por entonces en este mineral).
.
De tal modo y pudiendo deducirse que ese Maná se refiere a la "mina" -talento o lingote, tal como se pronuncia e idiomas semíticos-; se llegaría a la conclusión de por qué un trozo del Maná se guardaba en una jarra dentro del Arca de la Alianza. Ya que la mina era el ponderal de metales que se calculaba en base al volumen del agua cubicando el modelo de longitud; por lo que con una jarra (o ánfora) se marcaba el patrón en pesos. Algo fácil de entender porque para hallar las metrologías se partía desde un Patrón (que se  marcaba conforme los astrónomos o sacerdotes dictasen). Trás ello, se cubicaba aquella medida, para obtener los valores de volumen y capacidad (de cebada, trigo etc). Llenando posteriormente con agua ese patrón cubicado, para así lograr los ponderales de líquidos y de pesos -entre los que estaban como fracciones menores, los usados en metales-.
.
Todo de un modo exactamente igual al seguido en el sistema métrico decimal, en el que un metro es una longitud "sagrada" (geodésica = la diezmilésima parte del Cuadrante Terrestre) y un decímetro cúbico -de volumen- lleno de agua, es: Un litro y un kilo. Método mensurador que se realizaba de manera muy similar desde la más remota Antigüedad; aunque subdividían en muy distintas fracciones los valores, en relación a sus diferentes sistemas matemáticos (no en una base 10, tal como guarda el métrico). Un medio que se aplicó para las longitudes, volúmenes y pesos en las civilizaciones antiguas; siendo -por ejemplo- el estandarizado de líquidos en Egipto: La Hekat. Que tal como vimos en artículos anteriores, se correspondía aproximadamente a una jarra de 4,8 litros y era 1/30 del Codo Real cúbico -lleno de agua y con un Codo de 52,498 ctms-. Hekat de la que también procedían los valores de ponderación de pesos en metales; entre los que se destacaban el Deben (90 gramos oro) que correspondía a 12 anillos o Shaty (de 7,5 g. oro), que era la parte (64·10) de la Hekat. Puesto que las medidas en Egipto se subdividían en base a 2 elevado a 2; hasta llegar a 64. Así el Shaty era igual a 1/64 de la jarra Hekat (dividido por 10); es decir (4800/64 : 10) = 7,5 gramos; tanto como el Deben era 12 Shatys; es decir (4800/64 · 12/10) = 90 gramos (aprox).
.
Por cuanto explicamos, es muy fácil entender por qué habían de valorarse los pesos en volumen de líquidos, habida cuenta que ese era el medio de que nunca variasen; ya que bastaba con cubicar el Patrón y llenarlo de agua, para llegar al peso exacto establecido (mina, libra, siklo, deben o shaty). De lo que es posible intuir qué escondía aquella jarra que contenía el Maná (hebreo); siendo quizás un ánfora con la capacidad correspondiente a una Mina en agua. Cantidad que en el caso de Israel correspondía al peso del líquido introducido en 1/256 del Codo Sagrado hebreo cubicado -aproximadamente, unos 567 gramos-. Medida de metales y líquidos que tras la construcción del Templo de Salomón, ya no se tendría que custodiar en una jarra, puesto que se contenía en todas las pilas del recinto sagrado y en hasta en el Mar que se había colocado en el centro de aquel edificio (especificando igualmente Éxodo 26 y ss. las proporciones de aquellos estanques, fuentes y pilas en Codos Cúbicos y ánforas). Por todo cuanto creo personalmente que tanto la Vara de Aarón como la jarra que contenía el Maná, eran los dos patrones -de peso y volumen, junto al de longitud-, que se custodiaban en el lugar más vigilado del mundo judío, hasta que pudieron ser guardados en las proporciones del templo. Arca de la Alianza, también llamada "el armario santo" o "el cofre sagrado", donde lógicamente hubieron de guardarse algunos de los fundamentos de la Sociedad israelita, entre las que se encontrarían los patrones metrológicos.
.

.
ARRIBA: Lienzo de Nicolás Poussin con la escena de "Los israelitas recogiendo el Maná" (propiedad del Museo del Louvre, al que agradecemos nos permita divulgar la imagen). Como decimos, "Maná" es como se denominaba a las "Minas" -o lingotes de metal- entre los pueblos semitas; por lo que en mi opinión, aquel regalo de Dios mientras llegaban los judíos hasta la tierra prometida, pudo ser el hallazgo de algunos yacimientos que explotasen por sus medios, o bien la subsistencia de estos comerciando metales entre Mesopotamia y Egipto (recibiendo minas).
.
Todo lo que quizas indica que antes de establecerse en las tierras de Israel, los judíos sobrevivieron realizando actividades relacionadas con la minería y con el comercio de metales; para lo cual es imprescindible la "mina" (el "mana" que les iba regalando Yahvé). Mina de la que se guardaría su tamaño estandart (que se medía en liquidos cubicados) en un ánfora y custodiada en el lugar más sagrado. Ponderal que correspondía a 1/256 del Codo Sagrado hebreo cubicado (Es decir 52,53   dividido por 256= 565,25). Todo lo que supone un peso de unos 566 gramos actuales, que conformaba el valor de la Mina israelita, y de donde procede el Siklo hebreo como 1/50 de Mina = 11,32 gramos (ponderal principal del oro y plata entre los judíos, hasta la llegada de los valores grecorromanos y persas -dracma-)
.

BAJO ESTAS LINEAS: Muchos hay que aún no comprenden de dónde surgió el patrón oro, al ser este un metal tan inútil como escaso. Pero observando la máscara en imagen -del sarcófago de Tutankhamon (propiedad del British Museum al que agradecemos nos permita divulgarla)-, pronto podremos comprender por qué se valoraba tanto este metal precioso. Pues gracias a él en gran parte, los egipcios lograron alcanzar la "Vida Eterna" (tal como deseaban). Ya que por cuanto dejemos de recordar en la Historia del Mundo, y por tantas cosas que desaparezcan, o de las que nunca más se hable; jamás se podrá olvidar esta máscara, ni esta tumba, ni menos la civilización egipcia. Una cultura de hace miles de años que aquí nos contempla, envuelta en ese sarcófago de oro, mostrando y enseñándonos por qué este metal fue un patrón monetario y económico. Finalmente tan solo añadiremos que este Tutanhamon fue el sucesor de aquel Akhenatón del que hablamos; tanto que su verdadero y anterior nombre era TutankhAtón (como adorador de Atón y perteneciente a la reforma del rey hereje). Aunque tras renunciar a la fe monoteista y a las reformas del monarca anterior, reinó como TutankhAmón, devolviendo los cutos al dios Amón-Ra.
.

.
ESTE ARTÍCULO CONTÍNUA EN LA ENTRADA SIGUIENTE, si no la tiene abajo, PARA LLEGAR A ELLA PULSAR:
http://loinvisibleenelarte.blogspot.com.es/2014/03/metrologia-y-ponderales-en-el-mundo-pre_1256.HTML

.
.
----------------------------------------------------
.
CITAS:
(1): Éxodo 16:32-34 /// Hebreos 9:4 // Números 17:10 // I Reyes 8:9 // II Crónicas 5:10 //
.


(2): LA LEY MAS ANTIGUA Textos legales sumerios. Edición y traducción Manuel Molina Universidad de Barcelona (Madrid 2000) -pag 54 en LAS REFORMAS DE URUKAGINA hacia siglo XXIV a.C. ( texto XI-20 A 29): "al que estaba endeudado, al que había establecido una medida-gur falsa, al que había llenado inapropiadamente una medida (gur-falsa) con cebada, al ladrón, y al asesino"
.
(3): LEYES DE UR-NAMA siglos XXII AL XX aC Sulgi rey III de Ur emprende reformas de pesos y medidas
.
PAG 68 (fra 114 y ss) HICE REGRESAR EL COMERCIO LEJANO QUE SE HALLABA EN MANOS DE NAVEGANTES.
.
PAG 68. (FRA 150 160): EN ESE TIEMPO REGULÉ EL TRÁFICO DE BARCAS EN LAS ORILLAS DEL TIGRIS, EN LAS ORILLAS DEL EÚFRATES Y EN LAS DE TODOS LOS RIOS. Hice que los caminos fueran seguros? para los mensajeros?
.
(4): Para los interesados en metrología del Templo de Salomón, ya hemos aconsejado ver http://decnossosatartessos.blogspot.com.es/2010/10/el-mar-del-templo-de-salomon.HTML 
Acerca del contenido del Arca de la Alianza nos dice La Biblia que allí durante un tiempo se guardó en el Arca la "jarra de oro que contenía el maná y la vara de Aarón, que echó ramas" (Números 20:22-29)
,
(5): Éxodo 7:8-13
.
(6): RECOJO ALGUNOS PÁRRAFOS DE UNA PÁGINA WEB LIBERADA EN LA RED DONDE SE EXPONE LA FILOSOFÍA RABÍNICA QUE ALUDIMOS:
Torah Philosophy http://www.torahphilosophy.com/2010/04/torah-ethics-sample.html
.
"The Torah teaches "You shall do no unrighteousness in judgment, in length, in weight, or in measure. Just balances, just weights, a just ephah, and a just hin, shall ye have (...)
.
Our Rabbis taught: Whence [may it be inferred] that [the measure] must not be levelled where the practice is to heap it up, and [that] it must not be heaped up where the practice is to level it? — For it has been definitely stated, A perfect … measure.
.
Our Rabbis taught: Whence [is it to be inferred] that the exact weight must not be given where the practice is to allow overweight, and that overweight must not be allowed where the practice is to give the exact weight? — For it has been definitely stated, A perfect weight".
-
-
-
(7): En algún momento anterior a la construcción del templo de Salomón, sacaron del Arca la jarra con el Maná y la Vara de Aarón. (Heb 9:4; Éx 16:32-34; Nú 17:10; 1Re 8:9; 2Cr 5:10.). SOBRE EL MANÁ: Éxodo 16:22.
.
(8): ELLO PORQUE CODO HEBREO = 52,5 ctms. que al cubo es 144703,125 y dividido por 256 = 565,24658... gramos = MINA ISRAELITA.